Kazimierz: de barrio destruido por los nazis a Patrimonio de la Humanidad

Este bullicioso barrio judío es hoy el foco más vibrante de Cracovia, donde se cuece la vida cultural y la vida nocturna

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: ewg3D / ISTOCK

Kazimierz, uno de los distritos emblemáticos de Cracovia, está lleno de vida cultural y de cafés. Sus acogedoras calles, ahora bordeadas de anticuarios y románticos restaurantes, han sido testigos de la historia de la ciudad y sus habitantes, incluida la minoría judía que vivió en gran número en el distrito hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

martin-dm / ISTOCK

La historia de los cambios

Sólo a finales del siglo XVIII y XIX Kazimierz pasó a formar parte de Cracovia: se derribaron los muros que separaban la judería y se llenó parte del río con rocas y tierra para conectar el distrito con tierra firme. Cuando Polonia se dividió entre sus tres vecinos, el estatus de Cracovia cambió: lo que una vez fue una orgullosa sede de los reyes polacos ahora se convirtió en una ciudad provincial en la empobrecida Galicja. Después de obtener sus derechos civiles, los habitantes más acomodados del distrito comenzaron a abandonarlo gradualmente, mudándose al centro de la ciudad y asimilándose mejor con la población étnicamente polaca.

Joel Carillet / ISTOCK

En los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial, los judíos constituían una cuarta parte de la población de Cracovia. Kazimierz siguió siendo el centro de su vida social, ya que la mayoría de las instituciones judías, incluidos los partidos políticos, estaban ubicadas allí. También fue el centro de la vida religiosa de la minoría judía y un lugar de grupos deportivos y artísticos, así como de organizaciones benéficas y culturales. La comunidad judía mantenía siete sinagogas, mientras que personas privadas y asociaciones religiosas dirigían varias casas de oración.

Marc Dufresne / ISTOCK

Los tiempos más oscuros para los judíos Kazimierz llegaron con la ocupación alemana nazi. Mientras los nazis ejecutaban su plan de genocidio de judíos europeos, los judíos de Kazimierz vieron gradualmente limitados sus derechos y saquearon sus propiedades. Luego fueron aislados en guetos y finalmente exterminados en los campos de concentración de Auschwitz, Belzec y Plaszow.

Kazimierz hoy

En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, el distrito, lleno de edificios en ruinas y deshabitados, tuvo mala reputación. Sin embargo, ya en 1978, Kazimierz fue catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, junto con el casco antiguo de Cracovia y el Castillo Real de Wawel. La caída del régimen comunista inició su época dorada, cuando Kazimierz volvió a ser un lugar de encuentro e intercambio multicultural. Un evento que ciertamente ha contribuido a este desarrollo es el Festival de la Cultura Judía. Organizado desde 1988, es uno de los festivales de este tipo más grandes y antiguos del mundo. 

kruwt / ISTOCK

En las últimas décadas, Kazimierz se ha convertido en el hogar de artistas, y numerosas galerías de arte y cafés con regusto vintage se han alineado en sus calles, siendo las más populares las ubicadas en las calles Szeroka, Izaaka y Jozefa, así como alrededor de Plac Nowy (la Plaza Nueva). Esta bulliciosa plaza es el corazón de la vida nocturna. El antiguo mercado, donde antaño se sacrificaban los animales según el rito hebreo, aloja hoy una decena de puestos de zapiekanki (un híbrido entre pizza y bocadillo) en los que cada noche se forman colas de jóvenes en busca de una cena rápida y barata antes de ir por algún bar de la zona. 

undefined undefined / ISTOCK


Al planificar una ruta turística a lo largo de Kazimierz, se deben tener en cuenta sus edificios religiosos medievales, incluidas las sinagogas. La más popular es la Sinagoga Vieja, que fue construida en el siglo XV y cuenta con las exhibiciones más valiosas de la colección del museo Judaica. Otro lugar que vale la pena visitar es la Sinagoga Alta, que lleva el nombre de su sala de oración que se encuentra arriba, la única de este tipo en Polonia. Kazimierz es también un lugar de dos cementerios judíos: Remuh (el Antiguo Cementerio) y el Nuevo Cementerio Judío.

Marc Dufresne / ISTOCK

Paseando por las calles de Kazimierz, también debe asegurarse de visitar una de las iglesias más hermosas y famosas de Cracovia, la Iglesia de San Miguel Arcángel y San Estanislao Obispo y Mártir, comúnmente conocida como la Iglesia de la Roca. Situada en una pequeña colina de piedra caliza blanca jurásica, esta basílica barroca es un lugar de culto religioso que conmemora la muerte mártir de San Estanislao, quien fue condenado a muerte por el rey polaco Bolesław II el Generoso. Con el tiempo, la Iglesia sobre la Roca se convirtió en el panteón nacional. Su Cripta de los Distinguidos es el lugar de enterramiento de polacos eminentes como el cronista medieval Jan Długosz, el pintor modernista Jacek Malczewski o el poeta y premio Nobel Czesław Miłosz. La imponente Iglesia Basílica del Corpus Christi también merece una visita.

Sanga Park / ISTOCK

Los monumentos seculares más famosos de Cracovia incluyen Mykwa Wielka (el Gran Mikhev) y el antiguo mercado Wolnica Square junto con el ayuntamiento. Sobre todo, Kazimierz es un lugar de reuniones sociales y entretenimiento, que reúne a personas interesantes de todo el mundo que quedan cautivadas con la extraordinaria historia y atmósfera del distrito que está grabada en sus paredes.