Kamchatka: el viaje de tu vida está por llegar

La península en el extremo del mundo donde la naturaleza quiso explotar.

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: guenterguni / ISTOCK

Al menos una vez en la vida – si no varias – nos lanzamos a explorar nuestros más profundos anhelos de viajar y decidimos elegir un destino que nos saca completamente de nuestros registros habituales. 

geyzer / ISTOCK

Un destino que nos suponga la vivencia de una aventura inusual a nuestras vidas cotidianas y nos transporte a lugares sorprendentes que nunca hubiéramos pensado alcanzar a pisarlos.

La península de Kamchatka, en el extremo oriental de la inmensa Rusia – la propia población rusa no se considera ni europea ni asiática, sino de una entidad propia debido al tamaño del país -, representa el ejemplo perfecto de ese tipo de destinos que revoluciona nuestro concepto de viajar. 

Gfed / ISTOCK

Un destino poco conocido pero increíble

Aunque aún poco visitada – sólo se permitió acceder a ella a las personas extranjeras a partir de 1990 -, esta península de más de mil kilómetros de extensión de punta a punta y unida al continente por una porción de tierra de menos de cien kilómetros, es uno de los lugares más salvajes y bellos de toda Rusia.

mantaphoto / ISTOCK

Casi rozando el estrecho de Bering, esa franja de agua que siempre nos queda en el extremo derecho de cualquier mapamundi que use el meridiano de Greenwich como referencia central, la península de Kamchatka nada entre los mares de Ojotsk y Bering y el océano Pacífico.

guenterguni / ISTOCK

Pero a pesar de estar rodeada de agua menos por su istmo, esta península es sinónimo de fuego. Formando parte del Anillo o Cinturón de Fuego del Pacífico, donde se concentran los espacios de mayor actividad sísmica y volcánica de la Tierra, no es de extrañar que la esencia de este territorio tenga que ver su enorme concentración de volcanes y fenómenos asociados a la actividad telúrica.

mantaphoto / ISTOCK

Esta gran densidad de montañas que han tenido o tienen aún actividad y la enorme variedad de conos y cráteres volcánicos que podemos encontrar hacen de esta zona del extremo de Asia una de las más espectaculares del planeta.

avstraliavasin / ISTOCK

Volcanes, glaciares, géiseres, formaciones geológicas únicas, lagos, ríos y una naturaleza apabullante dominada por la presencia de la tundra y la taiga, convierten este destino en un lugar privilegiado.

Los lugares más fascinantes de la península

Con un sinfín de parques naturales y zonas protegidas, varios de ellos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la oferta que nos brinda Kamchatka es enorme.

muha04 / ISTOCK

Cientos de volcanes, muchos de ellos activos, son los protagonistas absolutos de este territorio. El Kliuchevskói, situado prácticamente a la altura del río Kamchatka, con sus casi 4800 metros de altitud es el que ostenta el récord por tamaño –  es el volcán activo más alto de Eurasia -; sin embargo, el Kronotsky es sin duda el más célebre de todos ellos. Su perfecto cono y el espejo que forma a sus pies el lago Kronotskoye hacen de él uno de los más bellos de toda la Tierra, sin ningún temor a equivocarse.

avstraliavasin / ISTOCK

En la misma reserva natural donde se encuentra el volcán Kronotsky, con quien comparte el nombre – también llamada Kronóstskaya -, se encuentra otro de los lugares imprescindibles de Kamchatka, el conocido como «Valle de los Géiseres», la segunda mayor concentración de estos fenómenos naturales de todo el mundo.

Un espacio de varios kilómetros de longitud en el que nos hartaremos de ver géiseres y manantiales de aguas termales.

Gfed / ISTOCK

Más hacia el sur nos topamos con la capital administrativa, Petropávlovsk-Kamchatski, lugar de referencia tanto para la llegada a la península como para partir hacia los diferentes destinos del territorio, ya sea en vehículo terrestre o helicóptero, según su accesibilidad.

geyzer / ISTOCK

Desde la misma ciudad – situada junto a la bahía de Avacha - se divisan sobre todo los volcanes Koriaksky, Aváchinsky y Kozielski, que representan su postal más típica.

A no mucha distancia hacia el sur, otra de las montañas de fuego de Kamchatka nos regala una de las formaciones más maravillosas de toda la península: la cueva de hielo del volcán Mutnovsky, una cavidad formada por la corriente que fluye bajo el hielo glaciar en la que las estructuras del interior y el juego que produce la luz asemejan a un escenario completamente surrealista.

guenterguni / ISTOCK

Volviendo en dirección hacia el norte, otro volcán activo, el Tolbachik, ha dado lugar a un paisaje que pareciera sacado de otro planeta debido a su intensa actividad – las últimas grandes erupciones pertenecen a este siglo -.

Al margen de la increíble gama de formaciones volcánicas de Kamchatka, la riqueza natural de la península es también exuberante.

geyzer / ISTOCK

Aquí, por ejemplo, podremos encontrar una de las mayores concentraciones de osos pardos del mundo – el lago Kurile, casi en el extremo sur del territorio es el mejor punto donde observarlos -. Un hecho relacionado con la abundancia de salmones, puesto que el lago es, a su vez, uno de los mayores sitios de desove de este pez del planeta. 

Junto a ellos, águilas, nutrias, zorros, glotones, roedores de la tundra, numerosas especies de cetáceos… completan la gran variedad faunística de la región y se suman a los mil motivos para visitar Kamchatka y realizar el viaje de nuestra vida.

tihayanadya / ISTOCK