Jodipan, Potato Row, los acantilados de papel y otras rarezas del mundo

Nos aventuramos a conocer estos lugares tan peculiares

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Kadek Bonit Permadi / ISTOCK

Se trata de lugares fuera de lo común, que nos sorprenden al descubrirlos por primera vez y despiertan diferentes sensaciones al mismo tiempo. Seguimos con nuestro periplo por el mundo en busca de aquellos que más nos han llamado la atención.

Jodipan (Tailandia)

En uno de los puntos más activos del Cinturón de Fuego, en territorio de Indonesia, la isla de Java es conocida por su gran cantidad de volcanes y su actividad. La parte oriental, donde se sitúa la ciudad de Malang, a 850 kilómetros de la capital, Yakarta, esconde una pequeña población que ha pasado, en poco tiempo, a convertirse en una llamativa atracción turística de la zona.

¿Sobredosis de color? Por supuesto... es Jodipan | Bicho_raro / ISTOCK

Kampung Warna-Warni Jodipan es un pueblo lleno de colorido – como bien indica parte de su nombre en el idioma local -. Gracias a un proyecto benéfico, un insulso conjunto de casas fue totalmente renovado a base de casi seis mil botes de pintura, que dieron como resultado un paisaje urbano multicolor en el que cada centímetro se encuentra coloreado.

Exhuberante naturaleza y coloridas casas en Jodipan | Bicho_raro / ISTOCK

Potato Row District (Dinamarca)

Kartoffelrækkerne es el nombre en danés por el que se conoce un vecindario de Copenhague llamado Øster Farimagsgade. Un espacio de la capital nórdica que ha tomado la designación popular de «Potato Row District» en honor a sus alineadas hileras de casas que se asemejan desde el aire a un campo de cultivo de patatas.

Potato Rows, en Dinamarca | ©Kartoffelrækkerne

Un vecindario que tuvo su origen en once calles que fueron planeadas a mediados del siglo XIX cuando, como consecuencia de la epidemia de cólera de la época, se decidió alojar fuera de las murallas a un porcentaje de la población de la ciudad.

Aunque su carácter inicialmente fue meramente funcional, con el paso del tiempo y en las últimas décadas, su peculiaridad se ha convertido en un foco de miradas y en un punto de inspiración que ha motivado la revalorización de estas viviendas sociales.

Los acantilados de papel (España)

Volamos hasta España para dejarnos maravillar por uno de esos rincones poco conocidos de la península que son realmente particulares.

Vista de pájaro de los Acantilados de Papel, en Galicia | ©A Mariña Lucense

En plena Mariña lucense de la costa norte gallega aterrizamos en el cabo de Morás y, más concretamente, junto a la punta de este accidente geográfico. Allí nos aguardan unos impresionantes acantilados graníticos que han sido esculpidos con el discurrir del tiempo por los agentes erosivos, creando formas difícilmente inimaginables para lo que podríamos esperar. Los imposibles pliegues formados en este lugar, unidos a su gran altura, han hecho volar la imaginación asemejándolos a estructuras de papel dobladas una y mil veces, de donde procede su llamativo nombre.

Pliegues en los acantilados de papel, en Galicia | ©A Mariña Lucense

Faro de Pridrangar (Islandia)

Al sur de Reikiavik, la capital de Islandia, frente a las costas meridionales del país, se alzan sobre el mar tres peñones destacados que resisten los envites de las olas a poca distancia de las islas Vestman. En uno de ellos, a una altura de 36 metros, fue construido en 1939 un insólito faro que está considerado como el más aislado del mundo. Una linterna que guía a los barcos desde entonces al que únicamente es posible llegar en helicóptero, gracias a un helipuerto colindante.

Una impresionante torre que relata la historia casi imposible de su construcción en aguas del océano Atlántico.

El río hirviente (Perú)

Una de las leyendas más recurrentes de las que recoge la Amazonia peruana es la de la existencia de un río hirviente. Ecos de un extraordinario curso de agua que han pasado de generación en generación hasta bien entrado el siglo XX. Solo en los últimos tiempos, la Ciencia ha entrado en juego para tratar de desenmascarar sus misterios y comprobar su existencia.

En efecto, el río hirviente es real y se sitúa en Mayantucayu, en el departamento de Huánuco. Una fuente geotermal cuyas aguas brotan a cien grados centígrados forma el curso de agua conocido por el nombre local de Shanay-Timpischka, oculto entre la espesura del bosque primario que conforma este sector selvático de Perú, reconocido por su gran concentración de biodiversidad botánica por metro cuadrado, en especial de plantas medicinales. El origen de la alta temperatura de sus aguas fue un misterio hasta recientes fechas, en las que se ha comenzado a dar respuesta a este enigmático fenómeno natural.

¿Conocías alguno de estos lugares?