Jazz en París

París y su región es uno de los lugares más visitados del mundo a lo largo del año gracias a la gran variedad de actividades que se pueden realizar. Aquí te proponemos una ruta por los mejores locales de jazz de la ciudad.

Paris es una de las principales capitales internacionales de jazz y ha sido, históricamente, fuente de inspiración para numerosos artistas como Joséphine Baker, Django Reinhardt o Miles Davis. Es por esto por lo que los clubes, salas de conciertos y bares de jazz proliferan por la capital del Sena.

Cultura de club
Son tres las principales zonas de París en las que se vive la cultura de club del jazz: la calle des Lombards, barrio latino (Saint Germain) y Montmartre.

En la calle des Lombards, en apenas 50 metros se ubican tres de los principales clubes de la capital: el Sunset-Sunside, el Baiser Salé y el Duc des Lombards a los que se puede acceder con la misma entrada una vez al mes en la operación París Jazz Club.

En Saint Germain des Prés (barrio latino) se encuentran los legendarios clubes Caveau de La Huchette, el Petit Journal Saintt Michel, donde se escucha jazz dixieland y estilos añejos, el Caveau des Oubliettes y sus jam sessions y el Café Universel donde tienen cabida las jóvenes promesas del jazz.

Por su parte, en Montmartre tiene una especial relevancia la cultura del swing en lugares como el Houdin Jazz Club donde se dan cita los aficionados al be bop, el Autour de midi (calle Lepic) donde se escucha hard bop y el Jazz Cartoon con un espíritu de cabaret, canción jazzy, Nueva Orleans y swing.

Salas de conciertos
París posee varias y muy diferentes salas de conciertos en los que el jazz tiene una especial relevancia. Es el caso del New Morning donde Dianne Reeves grabó un disco espectacular; la Dynamo, primera sala de Francia construida especialmente para conciertos de jazz y músicas improvisadas; Sala Pleyel, auditorio concebido para la música clásica al principio, pero abierto al jazz desde hace años; y la Ciudad de la Música (en La Villete), donde se organizan ciclos de conciertos.

Cafés y bares
En estos lugares las sillas y las mesas se apartan para dejar espacio para un pequeño escenario en el que improvisar y tocar jazz. El estilo más presente en cafés y bares es el jazz gitano por sus orígenes nómadas. Uno de estos cafés es Piano Vache , donde cada lunes el guitarrista Rodolphe Raffalli interpretar a Georges Brassens con el estilo de Django Reinhardt. Pero los seguidores de éste último suelen acudir a Attirail y a la Taverne de Cluny para tocar entre conciertos de klezmer y canción francesa.

Muchos bares ofrecen conciertos de jazz dentro de una programación que incluye también grupos de rock, música étnica, bossa nova y electrónica, incluso espectáculos y lecturas poéticas. Como por ejemplo, Au chat noir, calle de Saint-Maur, cerca de Oberkampf; Nouvô Cosmos en Jourdain donde también se puede cenar; Piston Pélican, en Ménilmontant; o 24 Bis, pequeña sala asociativa con aperitivo musical

Trois Arts es un lugar que privilegia la música mestiza y allí se celebran sesiones improvisadas de jazz los domingos a las 18:00 h. En Montparnasse, Swan Bar, elegante punto de encuentro de estadounidenses francófilos, donde se alterna cada día la canción jazzy con la música brasileña y los jóvenes talentos del jazz. En Montmartre, Bab-Ilo, alternativo y cosmopolita, propone una programación que combina el blues, la canción, el humor y el jazz con jóvenes músicos. Olympic Café es el antiguo salón de baile de la Goutte d''or, donde reina un espíritu altermundialista y anticonformista.

Comer con jazz
París también ofrece numerosos locales en los que se puede comer, cenar o tomar el brucnh con jazz como sonido ambiente. Es el caso del CaféLaurent, situado en el hotel d''Aubusson, donde se escucha el espíritu del jazz en Saint Germain des Prés. El bar del hotel Lutetia ofrece un pianista todas las noches a partir de las 19:00 horas y los conciertos ‘Lute-Jazz'' de miércoles a sábados a partir de las 22:15 horas. Otros hoteles son el hotel de Banville o el Murano Urban Resort.

Por otra parte, Le Petit Journal Montparnasse propone una cena-espectáculo a base de un menú tradicional francés con un concierto de un estilo diferente cada noche, desde el jazz dixieland al rhythm''n''blues. En el Havana Jazz y en Closerie des Lilas también ofrecen cenas con el jazz de jóvenes talentos el primero y con un piano bar de calidad el segundo.

En cuanto al brunch, es ofrecido por los locales La Bellevilloise que ofrece un grupo de world-jazz en un patio acristalado y Le Réservoir con un trío de jazz y unos DJ poco habituales.

Más información en www.nuevo-paris-ile-de-france.es