Los jardines más bonitos de Asia están en Singapur

En un territorio ganado al mar de Singapur, los Jardines de la Bahía son un destino en sí mismo.

Viajar
 | 
Foto: primeimages / ISTOCK

La historia de estos jardines se remontan a 2006, cuando en enero se lanzó un concurso para la creación de un jardín gigante que cumpliera con las expectativas del gobierno de la ciudad de hacer de Singapur "una ciudad dentro de un jardín". Más de 70 participantes se presentaron a este concurso que finalmente ganaron Grant Associates y Gustafson Porter, equipos que realizaron dos de las tres zonas en las que se dividen estos Jardines de la Bahía, Bahía Sur y Este, respectivamente.

Lo cierto es que estos impresionantes jardines se inauguraron por partes. Así, en 2010 se inauguró un jardín provisional para los Juegos Olímpicos de la Juventud, aunque no fue hasta finales de 2011 cuando se inauguró la zona de Bahía Este, totalmente finalizada, mientras que el resto de los jardines -Bahía Sur y Central- se inauguraron en 2012.

Más allá de sus comienzos, los Jardines de la Bahía de Singapur se consideran los más bonitos de Asia y no es por nada. Con más de 100 hectáreas, algunas de ellas ganadas al mar, este jardín es el verdadero pulmón de la ciudad gracias a sus numerosas especies de plantas. Pero si algo que llama especialmente la atención es el Skyway OCBC, una pasarela ubicada en la zona de la Bahía Central y que transcurre por los 18 Superárboles, unas estructuras gigante de hormigón de más de 50 metros de altura que en realidad son jardines verticales. Estas estructuras cuentan con un sistema de células fotovoltaicas que permiten generar electricidad, además de tecnología hidráulica que ayuda a la sostenibilidad de los jardines.

Por su parte, los invernaderos son otros de los lugares imprescindibles y llamativos. Mientras que la Cúpula de las Flores cuenta con un área de 1,2 hectáreas donde habitan especies de clima seco y templado, en la Selva Nubosa, las plantas provienen de climas húmedos y fríos.

En cualquier caso, uno de los lugares que nadie se debe perder es el Boque de las Nubes, donde  los visitantes encontrarán la catarata de interior más alta del mundo que podrán disfrutar a través de una pasarela a la que la niebla del interior atrapa.

La entrada a estos jardines es gratuita excepto al Bosque de las Nubes y la Cúpula de las Flores, cuya entrada combinada tiene un precio de 28 dólares (unos 24 euros).