Islas de San Blas, el enclave panameño con el que soñarás a partir de ahora

Más de 365 islas, en su mayoría deshabitadas, que reciben un mar limpio, cristalino y virgen con verdaderos tesoros desconocidos para los amantes del snorkel o el buceo.

Beatriz Hernández
 | 
Foto: Lucy Brown - loca4motion / ISTOCK

Bañadas por dos aguas, las del Mar Caribe y las del Océano Pacífico, el Archipiélago de San Blas da la oportunidad al viajero de compartir y descubrir las costumbres locales como un auténtico explorador. Olvidadas por el tiempo, albergan rincones secretos rodeados de espectaculares arrecifes de corales. Un templo imprescindible para los amantes del fondo marino, ubicado en el sur del país centroamericano, en la comarca de Guna Yala, una de las cinco comarcas indígenas de Panamá.

L. Daley / ISTOCK

Aún secretas para muchos, son uno de los polos de atracción del país gracias a sus encantos naturales. Ya que, esta red de islas de arenas finas y blancas, permiten disfrutar de actividades como el snorkel o el buceo en un escenario privilegiado. 

L. Daley / ISTOCK

Además, el descanso en este destino paradisíaco esta protagonizado por construcciones tradicionales de madera y hojas de palma, manufacturadas con materiales de la selva por los Gunas, las familias indígenas que la red de Islas de San Blas. Algunas de estos caseríos, denominados Nega Tumad, son utilizadas como alojamientos, y otras, las Soonega, se destinan a la elaboración y preparación de alimentos, siempre de temporada y empleando producto local. Este es otro de los puntos claves para dejarse caer por este magnético paraíso, donde se cocina el marisco como especialidad, y el pescado hervido en leche de coco con limón, chili y sal va acompañado de arroz, plátano o verduras.

Image Source / GETTY

Pero, además de desconexión y un entorno incomparable, la vida en este archipiélago también ofrece otros puntos fuertes, como el Museo de arte Kuna del artista Alejo, donde disfrutar de las “molas”, tejidos ricamente decorados con colores vivos y estampados inspirados en la naturaleza que los propios Gunas confeccionan. Sin embargo, no solo destacan en el arte decorativo. La música y la danza también son algunos de los elementos característicos de esta cultura indígena. 

Frank Gaglione / GETTY

Por último, pero no menos importante te contamos como llegar hasta las Islas de San Blas. Que aunque remotas, disponen de varias formas de acceder a ellas. Una opción sería coger un avión en la ciudad de Panamá con destino a la Isla de Porvenir, la capital del archipiélago. Pero desde hace unos años, también existe otra conexión mucho más económica. Gracias a la ampliación de la Carretera Panamericana, que facilita la posibilidad de llegar hasta el puerto de Cartí, en coche o autobús, para una vez allí coger una embarcación hacía nuestro destino final: un exótico y secreto archipiélago donde poder decir que has dormido en un paraíso virgen.