Isla Vancouver, un bosque indomable

Los 32.000 kilómetros cuadrados de la isla más británica de Canadá esconden bosques centenarios, lodges indios, ríos caudalosos y una costa repleta de vida marina. Cualquier punto de la isla es una joya natural, pero merece la pena una visita al Pacific Rim National Park, cerca de Tofino. Catalogado como el mejor centro de observación de ballenas de Canadá (www.tofinowhalecentre.com), la reserva se divide en tres zonas: el arenal de Long Beach, un enclave turístico con alojamientos como Long Beach Lodge Resort (www.longbeachlodgeresort.com); la West Coast, con el impresionante Catedral Groove -bosque formado por milenarios árboles como pinos de Oregón y secuoyas-, y las islas Broken, destino donde practicar el kayak y el submarinismo. Cada una de las secciones tiene senderos panorámicos; uno de los más espectaculares es el West Coast Trail, entre Port Renfrew y Bamfield. Además de practicar la pesca en la "capital mundial del salmón", Campbell River, se puede profundizar en las costumbres de las tribus indias de la región (www.tofino-bc.com), observar la riqueza ornitológica de Combers Beach y practicar el surf en Chesterman Beach (www.jensensbay.com).
www.hellobc.com