La increíble historia de la Isla de San Lucas: de prisión, a paraíso Patrimonio de la Humanidad

La isla costarricense reabre sus puertas a sus encantos paisajísticos y culturales

 

Redacción Viajar
 | 
Foto: D.R

La Isla San Lucas,  declarada Parque Nacional de Costa Rica el 24 de agosto del 2020 y antigua penitenciaría clausurada en 1991, abrió sus puertas el pasado fin de semana con todos los protocolos sanitarios que se han impuesto por la emergencia de la covid-19. 

“Estamos muy felices con la apertura de la Isla San Lucas que sumará a la rehabilitación del Golfo de Nicoya y del Puerto como destino turístico. Este proyecto permite un mejor y más eficiente desarrollo de la zona y una generación de oportunidades para su gente, al mismo tiempo que recuperamos el patrimonio cultural e histórico de uno de los secretos mejor guardados del Golfo de Nicoya” señaló la Primera Dama y coordinadora de la Ruta de Reactivación de la Isla San Lucas, Claudia Dobles. 

El Gobierno de la República definió la Ruta de Reactivación de la Isla San Lucas con el objetivo de generar un destino turístico que además de potenciar la industria turística puntarenense, proteja las características naturales de la isla ubicada en el Golfo de Nicoya.

Wikimedia Commons - Peloy (Allan H.M.)

Sylvie Durán, ministra de Cultura y Juventud, afirmó que “nos entusiasma la apertura de la visitación a Isla San Lucas en vísperas de la celebración de nuestra independencia bicentenaria pues contribuirá a la reactivación del puerto de Puntarenas y a interesarnos de forma vivencial por nuestra historia con sus luces y sombras. Turistas nacionales y extranjeros pueden venir a darse un respiro y además de disfrutar el tradicional buen ceviche y el Churchill, y platillos de la nueva cocina puntarenense, podrán tomar una embarcación con destino a San Lucas para conocer, explorar, experimentar distintos elementos de nuestra historia".

Reapertura de un hito

D.R

La isla, que está ubicada en el Pacífico frente a las costas de la ciudad de Puntarenas, funcionó entre 1873 y 1991 como prisión.  Uno de los principales atractivos turísticos de la isla son los cientos de escritos en las paredes de las celdas, así como grandes dibujos. 

“La isla de San Lucas es única; no hay otra en Costa Rica con sus atributos: antiguo presidiario, memoria histórica, riqueza arqueológica y riqueza natural, todo a corta distancia de la costa. El turismo va de la mano de la cultura, por esta razón celebramos su apertura” señaló el Ministro de Turismo, Gustavo Segura.

La isla, declarada Refugio de Vida Silvestre desde el 2001, posee playas donde en algún momento existió interés de construir complejos hoteleros. San Lucas cuenta con una espectacular fauna: monos aulladores, arañas, ardillas, armadillos, faisanes, venados, murciélagos, mapaches, osos hormigueros, serpientes, cocodrilos, y muchas otras especies de reptiles y aves, además de tiburones martillo, mantas rayas y tortugas que habitan en sus aguas.

D.R

Información en código QR.  La Isla San Lucas cuenta con dieciséis puntos de códigos QR, esto la hace el primer destino turístico con esta tecnología en el país. Los usuarios escaneando el código podrán encontrar información de la historia, la flora y la fauna de cada uno de los senderos o sitios arquitectónicos o naturales de la isla, y con esto poder contar la opción de un tour auto guiado así como fotos y videos del lugar.