Imprescindibles de Gambia

Conocida como ‘La Costa Sonriente de África'' por la amabilidad y la hospitalidad de su gente, Gambia ofrece bellas playas, parques nacionales y una mezcla de delicias culinarias, música y danza a sus visitantes.

A pesar de ser el país más pequeño de África continental, Gambia cuenta con una gran diversidad cultural y natural que hay que descubrir. Pero lo que nadie se puede perder en un viaje a la ciudad es lo que proponemos:

Mercado Albert, Banjul

Desde su creación a mediados del siglo XIX, esta zona de compras y de regateo ha sido el centro de actividades de Banjul, la capital de Gambia. Telas brillantes, , zapatos, productos de droguería o electrodomésticos son sólo algunos de los productos que se pueden encontrar en este mercado tan curioso.

Parque Nacional Gambia River

Este parque nacional comprende cinco islas situadas en medio del río Gambia, a unos 240 km al este de la capital del país. Este es el hábitat de hipopótamos, manatís, pelícanos o patos entre otras especies. Aunque las islas están protegidas y cerradas al público, la zona se puede visitar en barco.

África Living Art Centre

En Bakau, en la costa de Gambia, el África Living Arte Center alberga exposiciones de arte, reúne a artistas locales con los que se puede hablar de su trabajo y ofrece talleres a través de los que aprender un poco más sobre el arte africano. Este lugar es, además, perfecto para descansar en su jardín de orquídeas o en su cafetería.

Piscina de cocodrilos Kachikally

En el centro de Bakau, la piscina de cocodrilos de Kachikally es una de las atracciones turísticas más populares de Gambia y un sitio sagrado para los lugareños que lo utilizan para realizar sus rituales de fecundidad. Estos rituales consisten en la purificación de la mujer a través de rezos y baños. En Kachikally viven 78 cocodrilos adultos del Nilo y muchos otros más pequeños.

James Island

Rebautizada desde 2011 como isla Kunta Kinteh, esta isla fluvial del río Gambia es uno de los lugares con más historia del país gracias a su fuerte James, construido en la década de 1650 por los británicos. Declarada Patrimonio de la Humanidad fue un importante puesto comercial colonial británico así como el punto de partido de buques llenos de marfil, oro y esclavos durante el siglo XVII y hasta su abandono en 1829. De hecho es símbolo de la esclavización de la población africana.