Hoteles en la Isla de Pascua: dormir junto a los moáis

Pocos lugares sobrecogen tanto como la Isla de Pascua, perdida en la inmensidad del océano Pacífico, a 3.500 kilómetros de la costa chilena. Un lugar que es la cuna de una enigmática cultura custodiada por majestuosos gigantes tallados en piedra volcánica, que encierran el misterio de Rapa Nui.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Grafissimo / ISTOCK

Hotel Uka Mana

El servicio cálido y personalizado es el que marca la diferencia de este agradable hotel boutique que consigue transmitir a sus huéspedes la energía de la isla. Para ello no solo dispone de un jardín con vegetación autóctona y de un restaurante con cocina regional, sino también de un jugoso catálogo de actividades que, ya sea en jeeps 4x4, motos o bicicletas de montaña, conducen a los rincones más inexplorados.

FVS73Fravesa

Hotel Gomero

Este hotel situado en una apacible calle de Hanga Roa, a 10 minutos del centro de la ciudad, tiene el honor de ser uno de los más antiguos de la isla, por lo que aún conserva la atención personalizada de antaño, cuando apenas llegaban visitantes a este remoto destino. Sus habitaciones miran a un hermoso vergel de plantas tropicales y sus anfitriones organizan interesantes actividades como buceo o paseos a caballo.

D.R.

Hotel Taha Tai

Consciente de la extraordinaria cultura de la Isla de Pascua, este hotel construido en la orilla del mar ofrece habitaciones y bungalows en los que se respira el orgullo de su tradición. Con un sencillo estilo rústico pero con todas las comodidades requeridas, su emplazamiento, a escasos cinco minutos del corazón de Hanga Roa, lo convierte en un punto de partida perfecto para descubrir las maravillas del lugar.

Hotel Taha Tai, Isla de Pascua | D.R.

Hotel O’tai

Lo que empezó, allá por 1968, como una pequeña casa de huéspedes de apenas cuatro habitaciones, es ahora el hotel O’tai, nombre que quiere decir “en la costa” en la lengua Rapa Nui. Pese a su ampliación, con la que ha logrado una capacidad para 80 personas, no ha perdido su carácter acogedor y familiar, ni tampoco su dedicación a los pequeños detalles para brindar a sus clientes una estancia inolvidable.

Hotel O’tai, Isla de Pascua | YVAN NEAULT

Nayara Hangaroa

Este ultralujoso hotel con privilegiadas vistas al océano ha ganado adeptos en todo el planeta por sus experiencias basadas en la autenticidad, la sencillez, el respeto por el medioambiente y, sobre todo, el mantenimiento de la esencia local, para lo que cuenta con guías expertos en cultura polinésica. Y todo ello para dormir después en bonitas suites de hasta 80 metros cuadrados, decoradas con materiales de la isla de Pascua.

D.R.