Los hoteles de los famosos: los verdaderos alojamientos con estrella

Desde Robert Redford hasta Francis Ford Coppola, pasando por Bono, el líder de U2. Son celebrities que, en sus ratos libres, regentan alojamientos.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Benedict Kim

Pueden ser lujosos resorts con spa incluido o estancias modestas donde disfrutar del silencio. Todos, sin embargo, tienen algo en común: se trata de alojamientos cuyos propietarios no pertenecen precisamente al mundo de la hostelería sino que son más bien estrellas del cine o la música.

Sundance Resort (EEUU) de Robert Redford

Redacción Viajar

Fiel a su amor por la naturaleza, el sex symbol del cine por antonomasia es dueño, desde 1969, de un alojamiento enfocado no sólo a su disfrute (proporciona numerosas actividades al aire libre) sino también a su conservación.

Redacción Viajar

Se trata del Sundance Resort, en Sundance (Utah, Estados Unidos), un lugar mágico en las laderas del monte Timpanogos, que ofrece lo mejor de cada temporada: abundante nieve en invierno, exuberantes paisajes en primavera y verano, y colores maravillosos en otoño. 

Blancaneaux Lodge (Belice) de Francis Ford Coppola

Es probable que el afamado director de cine pensara en un alojamiento sencillo, pero no carente de encanto. A principios de la década de 1980, Coppola visitó Belice y se enamoró perdidamente del lugar. Por ello compró el abandonado Blancaneaux Lodge que, durante más de una década, fue empleado como un retiro familiar.

Benedict Kim

En 1993 esta sencilla residencia, emplazada en un paraíso tropical de San Ignacio, se convirtió en hotel, el nuevo Blancaneaux Lodge. Un conjunto de cabañas cuya arquitectura está perfectamente ensamblada con el enclave natural en que se encuentra: una reserva forestal situada al noroeste de la montaña Pine Ridge con piscina al aire libre, huertos ecológicos y 2 restaurantes.

Kevin W Quischan

Gaia & Spa (Australia) de Olivia Newton-John

He aquí el secreto mejor guardado de la explosiva rubia de Grease. Retiro Gaia & Spa no sólo es su propio hotel, abierto hace más de una década en Australia, sino que es también (y sobre todo) el mejor hotel del mundo, según los prestigiosos World Luxury Hotel Awards en su elección de 2019.

Redacción viajar

Todo un reconocimiento a este proyecto de la actriz junto con sus amigos Gregg Cave, Ruth Kalnin y Warwick Evans, quienes quisieron hacer de este lugar en el corazón de Byron Bay, un oasis perfecto donde escapar de "los peligros de la vida del nuevo milenio", según expone el alojamiento. Un lugar donde relajarse con tan sólo 23 habitaciones, comida sana, un servicio completo de spa, un centro de fitness y una piscina relajante. Un retiro total, en definitiva. 

Redacción Viajar

 

Mission Ranch (EEUU) de Clint Eastwood

Dicen que en este hotel de cuento de hadas uno puede encontrarse, si hay suerte, con el propio actor y director un día cualquiera tocando el piano. Sea una verdad o una leyenda, lo cierto es que Mission Ranch, emplazado en el curioso pueblo de Carmel-by-the-Sea, en California, es un encantador rancho oculto en una enorme finca por donde pululan alegremente las ovejas.

Redacción viajar

Algo así como una suerte de casa de la pradera con 31 acogedoras habitaciones (con chimenea y jacuzzi la mayoría de ellas) que se reparten en diferentes chalés. No hay que desestimar sus vistas idílicas al Pacífico, así como su restaurante, piano-bar, terraza y pistas de tenis. 

Redacción Viajar

Hotel Clarence (Irlanda) de Bono

Adquirido en 1992 por el famoso vocalista de U2, el Hotel Clarence, en Dublín, es adyacente al área Bar Temple, la famosa zona de diversión nocturna de la capital irlandesa. Por ello se jacta de ser el hotel del rock & roll, un hecho que apasiona a los turistas más marchosos, mientras que a otros, los tranquilos, no les agrada en exceso.

Redacción Viajar

Bien es verdad que la ubicación es perfecta, muy cerca de los grandes atractivos de esta interesante ciudad.