Holbox, la isla hippy del Caribe mexicano

Imagina una isla de mar azul turquesa donde poder nadar con tortugas marinas, con carreteras sin asfaltar y donde no hay coches, casi sin wifi y solo puedes desplazarte a pie, en bici o el carrito de golf. El paraíso al estilo bohemio existe, se llama Holbox y es la última isla de moda del Caribe.

Sibila Freijo
 | 
Foto: shalamov / ISTOCK

Holbox es la última isla de moda en el Caribe mexicano, allí donde los bohemios de lujo del mundo ya han echado el ojo.  Está en Yucatán, en el estado mexicano de Quintana Roo y forma parte de la reserva natural Yum Balam, separada del continente por la laguna de Yalahau, donde habitan flamencos y pelícanos y es frecuente poder nadar con tortugas marinas.

LUNAMARINA / ISTOCK

Holbox está apenas a 150 km de Cancún. Desde allí hay que llegar por carretera al pueblo de Chiquilá desde donde parten los ferrys hacia la isla. El trayecto dura apenas media hora y una vez allí el panorama nada tiene que ver con la atestada Cancún ni con la vecina Playa del Carmen, ni siquiera con Tulum. No hay resorts, ni "todos incluidos", tan solo pequeños hotelitos y guesthouses y es difícil encontrar un cajero. El wifi va y viene según los días..Es el típico enclave perfecto para desconectar (también de las masas que habitualmente pueblan otros puntos del Yucatán)

LUNAMARINA / ISTOCK
fotoember / ISTOCK

Holbox tiene dos caras, la más autóctona y verdadera con sus casitas coloridas con techos de paja, sus mercados y sus puestos de artesanía y otro digamos más hippy chic debido a la cantidad de bohemios de luxe que han descubierto la isla y lo que ha hecho que florezcan los pequeños bares y restaurantes, las galerías de arte, locales de música en vivo o coquetas tiendas de artesanía de diseño nada baratas. Si se quiere calma, la hay pero si uno quiere un poco de "vidilla", también la hay.

zstockphotos / ISTOCK

La isla además de la calma total y este ambiente hippy chic que se alterna con el del pueblo mexicano más auténtico, tiene también una naturaleza exuberante sobre todo en cuanto a su fauna acuática. Es uno de los puntos donde más fácilmente se pueden ver tortugas marinas y también tiburones Ballena. De hecho hay tours frecuentes en barco para poder avistarlos, sobre todo en verano cuando acuden a la isla unos 1500 tiburones ballena. La isla posee además más de 1000 especies de aves distintas, con lo que la fusión de calma, mar y naturaleza es casi perfecta.

LUNAMARINA / ISTOCK
LUNAMARINA / ISTOCK

Y si lo tuyo es ver las cosas desde el agua y disfrutar del mar, en Holbox también se organizan tours de pesca en los que después uno se come en ceviche lo que haya pescado en el propio barco, acompañado de unos nachos y una cerveza fresquita...¿No se parece bastante al paraíso?

Punta Cocos, con su fotogénico embarcadero es uno de los lugares más bonitos de la isla. Allí no hay nada. Sólo mar cristalino, arena blanca y estrellas de mar que muchas veces se pueden ver en la propia orilla o zonas de anidación de tortugas por lo cual es una zona ultra protegida.  Para ir puedes hacerlo desde el pueblo andando o en carritos de golf que se alquilan por días u horas. Fuera del pueblo, otro lugar destacado es Punta Mosquitos, éste algo más alejado del anterior.

LUNAMARINA / ISTOCK
LUNAMARINA / ISTOCK