Historia y modernidad en Mövenpick Hotel Berlín

El nuevo Mövenpick Hotel Berlín une el diseño moderno con la tradición histórica del edificio donde se ubica. El alojamiento es el resultado de la restauración de un antiguo complejo arquitectónico de los patios de Siemens, patrimonio nacional alemán.

Laura Sanz-Cruzado y Paola González

Así surge un hotel exclusivo de cuatro estrellas plus dispuesto a satisfacer las necesidades más exigentes de todos sus clientes. El establecimiento está concebido para atender las necesidades de los huéspedes de negocios y de los turistas que buscan un trato de exclusividad y de individualidad. Su situación céntrica permite cumplir ambos fines. El cliente cuenta, además, con un amplio abanico de servicios: un restaurante mediterráneo ubicado en el patio histórico, habitaciones y suites llenas de encanto, con colores cálidos y muy confortables, distinguidas habitaciones-estudio con bañeras de diseño y unas vistas inigualables sobre la ciudad de Berlín. El complejo hotelero busca la síntesis de los cuatro elementos primordiales. Tierra, fuego, agua y aire quedan materializados en unos patios interiores que invitan completamente a la reflexión y a la tranquilidad. Los diseñadores han tratado de conservar en todo momento las líneas clásicas, reuniéndolas con la nostalgia de la poesías y las frases célebres que recorren las paredes de pasillos y estancias. La cadena Mövenpick ofrece una promoción de tres días, con dos noches en habitación doble, por 209,50 €. Incluye desayuno bufé, una tarjeta con la que desplazarse en transporte público por la ciudad durante 72 horas, cena en el hotel y un paquete de comida para repartirlo a lo largo del día. Esta promoción no incluye los vuelos.
Información: www.moevenpick-hotels.com