Hallstatt, el bucólico pueblo austriaco que inspiró 'Frozen'

Esta aldea austriaca está considerada la más bella de Europa a la orilla de un lago

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Aleh Varanishcha / ISTOCK

Su belleza ha sido retratada por el arte y cantada por la literatura. Ha servido de inspiración a la película Frozen, que lleva el sello de Disney. Hasta ha sido replicada por la ciudad china de Luoyang como si se tratara de una maqueta digna de exponerse a cielo abierto. Nadie permanece indiferente al atractivo de Hallstatt, la pequeña villa recostada sobre un lago en un pliegue perdido de los Alpes austriacos.

4FR / ISTOCK

Hay que llegar a la región montañosa de Salzkammergut para dar con este dramático pueblecito que está considerado uno de los más bucólicos del mundo. Aquí, en este territorio que parte de Salzburgo y avanza hasta las cumbres nevadas, encontramos la esencia de este país del corazón de Europa: un catálogo de paisajes alpinos esculpidos con barrancos profundos, cuevas de hielo y lagos glaciares, en el que se esconden poblaciones que dibujan la postal perfecta bajo el abrazo de la naturaleza.

Casas de color pastel

jenifoto / ISTOCK

Aquí donde también encontramos castillos, palacios, iglesias de arquitectura tradicional y pistas de esquí que son un edén para los amantes del deporte blanco, aparece de pronto Hallstatt, que no es más que un puñado de casas de color pastel hundidas a los pies de las montañas y reflejadas sobre las cristalinas aguas del lago Hallstätter See

Vista desde lejos, su imagen resulta conmovedora. Pero hay que culebrear por su entramado urbano para descubrir que la belleza, como bien se dice, también está en el interior. Y es que en este conjunto de callejuelas empedradas no sólo desfilan coquetas fachadas, acogedores cafés y deliciosas tiendas sino también una sensación de serenidad rural como en los cuentos infantiles.  

Mirador perfecto

En Hallstatt hay que perderse en busca de rincones insospechados donde la perspectiva de la localidad ofrece una nueva sorpresa. Hay que visitar el cementerio y el osario anexo construido en el siglo XII debido a la falta de espacio. Un lugar tenebroso en el que se amontonan 1.200 calaveras ordenadas por descendencia familiar, con la fecha de la muerte grabada en el mismo hueso.

Pero sobre todo, a Hallstatt hay que retratarla desde las alturas, especialmente desde la cercana Torre Rudolf I, situada a una altitud de 855 metros y conocida como la Rudolfsturm. Una torre que forma parte de un antiguo castillo en ruinas construido en 1284 por el duque Albrecht I, con el fin de proteger la ciudad de la amenaza de los Príncipes Obispos de Salzburgo que deseaban anexionársela.

Otros pueblos

Patrick Daxenbichler / ISTOCK

Después de esta imagen de postal, el viaje avanza entre colinas onduladas y vertiginosas gargantas, al paso de coquetas poblaciones como Bischofshofen y Mühlbach (ambas al pie del monte Hochkönig de 2.941 metros), Sankt Johann im Pongau (en el centro del valle) o Wagrain (famosa por su renombrado mercado medieval).

hiphunter / ISTOCK

Y desviándonos al sur irrumpen las localidades termales de Bad Hofgastein y Bad Gastein, tan intactas que se dirían también sacadas de una pintura. Son el colofón perfecto para después culminar el viaje en el cautivador Zell am See, otro lago de tonalidades turquesas que en invierno se convierte en una pista de patinaje.