Guías para la Budapest cercana y exótica

Cuatro aerolíneas de bajo coste unen España con Budapest y las compañías tradicionales también se unen a la oferta. Un destino de moda refrendado por las novedades editoriales que diseccionan la capital húngara.

Rafael de Rojas. Ilustración: Ximena Maier

Bella, romántica y cosmopolita son algunos de los piropos que las nuevas guías dedican a Budapest. La capital húngara duerme poco, almacena tesoros en multitud de museos y forma parte de un paisaje asombroso, entre las colinas de Buda y el comienzo de la Gran Llanura. Además, tres editoriales acaban de poner en el mercado nuevas guías cargadas de razones para visitarla.

Budapest, de Lonely Planet (Geoplaneta. 19,90 €), comparte con el resto de las guías urbanas de la colección un esquema que comienza con una contextualización. Tras ella, se seleccionan y reseñan los hitos turísticos de la capital húngara para concluir con propuestas de excursiones, datos prácticos y planos y mapas. La mejor baza de sus 234 páginas es la cuidadosa elección de establecimientos y la suculenta cantidad de datos. Por ponerle algún pero, fallan en ocasiones en la referencia de precios. En su contra corre el tiempo, a pesar de sus actualizaciones, más frecuentes que la media. Por no hablar de la ley viajera que condena a los precios de los negocios que aparecen en una guía de éxito a subir en proporción al espacio dedicado y a los elogios recibidos. En cualquier caso, el dato de los precios puede ser útil colocándolo junto a otro para deducir la franja en que se hallan y compararlo con nuestro presupuesto.

La Guía TresD Budapest (Anaya Touring Club. 29,50 €) comienza con unas prodigiosas imágenes con fondo de plata que muestran la ciudad decimonónica, una de las que aún perviven -y muy a la vista- en la capital de los dos ríos. Una sucesión de fotos que son una declaración de principios para un libro que quiere ser más que una guía fugaz. Con vocación de breve enciclopedia -con perdón del oxímoron-, su selección multidisciplinar de asuntos la convierten en un libro para leer antes y después de enamorarse de la que Magris calificó como "la ciudad más bella del Danubio". Así, sus 280 apretadas páginas arrancan con un catálogo de las aves que planean sobre este río y concluye con un mínimo diccionario de "palabras útiles". Las imágenes terminan de defi nir el carácter de la guía y se convierten en protagonistas absolutas en capítulos plagados de infografías que muestran el esqueleto de los edifi cios más destacados. O en otros en los que las reproducciones artísticas empujan a los museos incluso a los más reacios. L

as dos últimas guías tienen más que ver con Budapest como destino de escapadas. Top 10 Budapest (El País-Aguilar. 11,90 €) va directa al grano con sus decálogos que clasifi can y escardan. Lo ideal para un viajero de fin de semana, más necesitado de un consejo categórico que de un párrafo erudito. Planos, imágenes y sencillas infografías -como la del Museo Nacional de Hungría- ayudan a asomarse a la capital con un vistazo ágil.

También el Plano-guía Budapest (Ediciones B. 10,95 €) se dirige al mismo lector, aunque con distinto enfoque. Sus páginas dividen lo más relevante del área metropolitana en media docena de planos que se despliegan con facilidad y sin desarmar el tomito. Compañera ideal de los paseos por la capital de los cafés, se guarda en cualquier sitio y sorprende por una capacidad de síntesis con la que comprime buena cantidad de datos útiles y descripciones someras en la trasera de los planos.