Grüner See: el bello fenómeno del lago que reaparece cada primavera en Austria

Un efímero prodigio de la naturaleza

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Andrey Danilovich / ISTOCK

En el centro de Austria, en mitad del conocido como “corazón verde” del país, un curioso fenómeno natural transforma un rincón del sector montañoso de Hochschwab en uno de los escenarios más bellos de la región de Estiria.

pressdigital / ISTOCK

Grüner See o “Lago Verde” es el magnífico resultado del deshielo en un idílico enclave, apareciendo anualmente entre los meses de mayo y julio. Un lugar peculiar y sorprendente en muchos sentidos que se ha convertido con el tiempo en una atracción para buceadores y senderistas.

El lugar más hermoso de la región

La región de Estiria es la segunda en extensión de los nueve estados federados que conforman el territorio de Austria. Una región de carácter montañoso que destaca por su gran masa boscosa, una enorme mancha de vegetación que ocupa, nada más y nada menos, que el 60% de su superficie, a lo que hay que añadir un 25% por ciento de pastos, huertos y viñedos – aquí se encuentra una buena parte del corredor vitivinícola de Windish Büheln -.

Przemysław Iciak / ISTOCK

Conocida por este motivo como el “corazón verde” de Austria, Estiria presume de lugares naturales excepcionales como el Parque Nacional de Gesäuse o la cordillera montañosa de Hochschwab, que representa el extremo oriental de los Alpes.

Precisamente al amparo de esta cordillera, en el término del municipio de Tragoess – Sankt Kathrein y a algo más de 80 kilómetros de la capital regional y segunda ciudad más poblada de Austria, Graz, nos topamos con Grüner See, una pintoresca y preciosa Reserva Natural que ha sido incluso considerada “el lugar más hermoso de la región”.

hsvrs / ISTOCK

El punto que da verdadera fama a este paraje es un lago que se crea a partir del agua procedente de las montañas de piedra caliza de Hochschwab. Durante el invierno, las aguas del lago cuentan con una escasa profundidad o se congelan con las bajas temperaturas pero, al llegar la primavera, al derretirse la nieve, se van nutriendo y el nivel superficial aumenta hasta superar los diez metros.

Un parque cubierto por las aguas del lago

Desde mediados de mayo y durante todo el mes de junio, el deshielo de la nieve crea un lago que inunda las zonas que antes constituían un parque con senderos y bancos o un pequeño puente, creando además un efecto visual que tiñe las aguas cristalinas de un color verdoso que da a este lugar su característico nombre de “Lago Verde”.

Andrey Danilovich / ISTOCK

La hermosura del paisaje, la transparencia del lago o el tono verdoso – que han motivado a la población local a llamar a este enclave el “Caribe de Estiria” – atraen desde hace años a buceadores que disfrutan de este fenómeno durante este mes y medio antes de que, con la llegada de julio y el calor, las aguas retrocedan de nuevo hasta casi desaparecer.

Además de los buceadores, los senderistas acuden a Grüner See para admirar su belleza y aprovechar para realizar alguno de los múltiples recorridos que se pueden llevar a cabo en sus alrededores.

Ante la presencia de las montañas de Pribitz, Trenchtling y Messnerin, los excursionistas cuentan con múltiples opciones para adentrarse en este corazón verde. El camino más utilizado es el que rodea el lago propiamente dicho que, con sus diez kilómetros de distancia, su baja dificultad y la aparición en esta época de miles de lirios en sus lindes, representa un plan imprescindible para todo aquel que se adentre en este sector montañoso.

Andrey Danilovich / ISTOCK

Mientras, el trayecto que conduce hacia Messnerin nos brinda la oportunidad de penetrar en el bosque para acabar en un mirador incomparable, desde donde podremos percibir, en toda su dimensión, la grandiosidad del espacio natural que encuadra el apreciado y bello Grüner See.