Groenlandia se derrite

El calentamiento global, causado por las emisiones de dióxido de carbono, amenaza ahora a la capa de hielo de Groenlandia, una zona que alberga la décima parte del agua del planeta. Un informe elaborado por la Oficina de Meteorología del Reino Unido no deja lugar a dudas sobre la magnitud del problema y advierte que si el efecto invernadero se sigue agravando, la capa de hielo de Groenlandia se fundirá en un periodo estimado de mil años -aunque el plazo puede descender drásticamente en función de las condiciones medioambientales-, lo que causaría un aumento de siete metros en el nivel de los océanos, afectando sobre todo a los países más pobres. Las previsiones más pesimistas no acaban aquí, ya que el estudio señala que si las temperaturas siguen subiendo en los próximos años una media de dos grados centígrados, se generaría la extinción de especies enteras, el colapso de ecosistemas, graves hambrunas y permanente escasez de agua con unos efectos socioeconómicos impredecibles. Los investigadores concluyen señalando que la solución a esta difícil situación pasa por limitar inmediatamente las emisiones de dióxido de carbono con el objeto de reducir el calentamiento global.

Información: www.rmets.org