Oia, Cee, Ea y Foz: nombres breves para pueblos costeros de grandes esencias

Grandes esencias encerradas en pequeñas nomenclaturas

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: apomares / ISTOCK

La lista de los pueblos con los nombres más cortos de España cuenta con cuatro ejemplos costeros que no podemos dejar que pasen desapercibidos.  Localidades situadas en el norte de nuestro país que atesoran un atractivo especial, ya sea por los paisajes que nos regalan, su rico patrimonio o su encanto marinero.

Oia

Casi rozando la desembocadura del río Miño, próxima a la frontera con Portugal, esta localidad de la provincia de Pontevedra se sitúa frente a la cala de Redondelino, en una ensenada que supone una de las pocas perturbaciones de la rectilínea costa del último tramo del suroeste gallego.

AlbertoNovo / ISTOCK

Relacionada en ocasiones por su nomenclatura con la afamada población griega de la isla de Santorini, una de las imágenes más icónicas de las Cícladas, con las casas blancas y los tejados de cúpulas azules asomados a los acantilados que dan al mar Egeo, la Oia gallega tiene su razón de ser en el Monasterio de Santa María, el  germen de la creación de esta villa. Fundado en el primer tercio del siglo XII, se trata del único monasterio cisterciense situado en la costa atlántica. Una construcción de 7500 metros cuadrados con aires de fortaleza que, tras un largo periodo de restauración que concluirá con su conversión en hotel y centro de talasoterapia, ha vuelto a la vida recientemente para mostrarse en todo su esplendor, pudiendo ya ser visitado.

Svetlana Ivanova / ISTOCK

Cee

Emplazada en la antesala del cabo de Finisterre, Cee es una de las poblaciones más importantes de la Costa da Morte, en la provincia de La Coruña. El patrimonio religioso y su riqueza artística combinan a la perfección con la armónica forma semicircular de la playa de la Concha y su paseo marítimo, que nos brinda una postal no exenta de encanto.

kb79 / ISTOCK

La belleza de la ría de Corcubión, protegida a ambos flancos por los castillos del Príncipe y del Cardenal, del siglo XVIII, acompaña inexorablemente a Cee aumentando el atractivo que representa este pueblo marinero. Su pasado pesquero, vinculado especialmente con la caza de cetáceos, no resulta evidente hoy en día en la realidad del municipio, pero aún conserva un cierto ambiente vinculado a esta actividad, sobreviviendo al protagonismo que ha tomado la población como centro de servicios.

Ea

A no mucha distancia de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai y a 50 kilómetros de Bilbao, esta localidad vizcaína es, sin lugar a dudas, una de las poblaciones más bonitas de la costa vasca. Dividida en dos partes por el río Ea, que discurre entre sus calles hasta desembocar en el mar Cantábrico en un entorno espectacular, representa una de las postales más bellas de la región y un auténtico reducto de la esencia vasca costera.

MarioGuti / ISTOCK

Nacida como consecuencia de las barriadas creadas por pescadores hace varios siglos, que hicieron de este punto su puerto natural, los típicos caseríos que pueblan la localidad de Ea discurren a ambos lados del curso de agua, unidos por cuatro puentes de piedra que unen las dos orillas, regalándonos un cuadro en el que la arquitectura tradicional del País Vasco se engalana en un contexto magnífico.

apomares / ISTOCK

Foz

Mientras Mondoñedo constituye la capital del interior de la Mariña Central lucense, Foz asume su papel como el municipio más importante de su parte costera. A orillas del mar Cantábrico, situada en uno de los márgenes de la ría que lleva su nombre,  la «perla de la Mariña» – como se conoce - se asienta frente a un entorno natural formado por la desembocadura del río Masma, presumiendo de amplias playas de arena blanca que la han convertido en un destino turístico de primer orden dentro de la provincia de Lugo.

LuisVilanova / ISTOCK

Antiguo puerto marinero, su paseo marítimo y su característico faro son reclamos imprescindibles de la localidad, así como la cercana Basílica de San Martiño de Mondoñedo, a tan sólo cinco kilómetros del núcleo de población; un templo románico que tiene el honor de ser la primera catedral consagrada de España que aún se conserva en pie.