Golf, gastronomía y buena vida en el "Mar de Plástico"

En plena actualidad por la serie "Mar de Plástico" (Antena3), a El Ejido, al oeste de Almería, se le da este sobre nombre gracias a las decenas de invernaderos que se extienden pegados al Mediterráneo a lo largo y ancho del campo, convirtiéndose en una extensión del mismo.

Marta López de la Osa Pérez
 | 
Foto: Marta López de la Osa Pérez

En la provincia del spaghetti western, El Ejido es el lugar de Europa con más horas de sol al año, pero además es un paraíso para los amantes del golf, la buena gastronomía y la buena vida. Entre el mar Mediterráneo y la sierra de Gádor, la localidad de El Ejido ofrece infinidad de posibilidades viajeras. Sólo aquí se puede disfrutar del Paraje Natural de Punta Entinas-Sabinar, donde, desde la playa y en mitad de una agreste y salvaje vegetación, se puede contemplar la vida de decenas de flamencos que conviven con otras especies protegidas, mientras que al fondo se ven los picos de Sierra Nevada, a tan solo 100 kilómetros, en perfecto contraste con el azul del mar.

Otra opción en El Ejido es entregarse por completo al descanso y vida placentera que ofrecen los hoteles de la zona, como el Hotel AR Golf Almerimar. Construido en 1976, cuenta con una clientela fiel que vuelve cada año a disfrutar del gran campo de golf de 89 hectáreas y 27 hoyos, del spa del hotel y de la gastronomía del chef Javier Pérez. Porque, como buena tierra de agricultores y pescadores, la gastronomía es uno de los puntos fuertes de la zona. En Balerma, un pueblito costero donde parece que el tiempo no haya pasado, entre sus calles tranquilas y terrazas de media tarde, el bar "La Lonja" lleva tres generaciones viendo transcurrir la vida enfrente del mar. Los autóctonos van allí a disfrutar de los platos marineros en un ambiente de bar costero de toda la vida; sin embargo, el local engaña. Detrás de la estética tradicional, los platos son elaborados y presentados de forma moderna y exquisita: carpaccio de gamba roja, tartar de bonito, gallo de San Pedro con tempura de cebollón, chopitos con puré de cebolla y alcachofa... son algunos de los platos estrella del bar que aúnan tradición y modernidad con productos frescos de la zona.

Nada que envidiarle tiene "La Tita". En primera línea de playa, es un restaurante chiringuito cuya dueña da nombre al lugar elabora un arroz al pulpo que sabe a mar: para chuparse los dedos. Otra de las opciones que ofrece la localidad es el aclamado restaurante "La Costa". En pleno pueblo de El Ejido, desde los años 60 se dedica a trabajar con el producto más fresco del mar y con las verduras de la zona. El restaurante invierte mucho tiempo en innovar e investigar mezclas y fusiones, lo cual le valió una estrella Michelin en 2006 al dueño y jefe de cocina José Álvarez, un artista culinario que ha inventado platos con sabores y olores inimaginables para el paladar: cherna asada al humo de romero, que cuando llega a la mesa trae consigo olor a romería; sopa picante con mini sweet bites y gamba roja, que contiene una inexplicable mezcla de dulce y amargo, o milhojas de calabacín con boletus, foie y virutas de mi-cuit, un plato que se deshace en la boca.

Además de disfrutar de la tradición culinaria de la zona, sobre todo del pescado y marisco, y de la tradición del golf, los amantes de las actividades acuáticas pueden acudir al Centro de Víctor Fernández, donde se imparten cursos y actividades como windsurf, surf o Stand Up Paddle. También existe la posibilidad de asistir a cursos y visitas didácticas en algunos de los invernaderos, como el de Lola, toda una eminencia en El Ejido y en Andalucía. Siguiendo con la tradición familiar, desde muy jovencita se encargó de cuidar la agricultura de sus huertos-invernadero, pero, realizando un sueño personal, consiguió aunar el trabajo de toda la vida con algo más innovador: visitas didácticas y Workshops, donde hace que aquellos que se atreven a descubrir los entresijos de la agricultura almeriense aprendan a respetar y amar las plantas y a la fauna, y a entender mucho mejor la historia, la cultura y tradiciones de la zona y de sus gentes.

El Ejido ha sido protagonista destacado de la Historia, ya que casi todas las culturas han pasado por la costa del poniente almeriense: desde los hombres de la Edad de Piedra en la Prehistoria, pasando por los fenicios, el Imperio Romano y Al Andalus, hasta la actualidad, pues siempre fue un punto estratégico de defensa y comercio por su enclave estratégico en el Mediterráneo. Muestra de ello es el Castillo de Guardias Viejas, construido en el Siglo XIII, donde en verano se celebran conciertos y eventos mientras se disfrutan de unas vistas que abarcan casi toda la región.

La localidad acoge desde el año 1973 un importante Festival de Teatro. Entre los meses de mayo y junio llegan a la zona las mejores compañías teatrales, lo cual convierte al pueblo en uno de los grandes referentes a nivel nacional en el mundo del espectáculo. También ha sido escenario del rodaje de grandes producciones cinematográficas, como Exodus de Ridley Scott. Y actores de la talla de Christian Bale y Antonio Banderas y músicos como The Rolling Stones han pasado por ahí declarando posteriormente haber quedado fascinados con la zona y su entorno.

Entre todos estos encantos y la alegría y cordialidad de sus habitantes, El Ejido es hoy un buen destino para poder disfrutar en otoño de sol, naturaleza, playas, gastronomía y tranquilidad.