Getaria, el «monte ratón» entre Zarautz y Zumaia

Viaja hasta la localidad con una de las estampas más icónicas de la costa guipuzcoana

Jose Miguel Barrantes
 | 
Foto: oscarcalero / ISTOCK

Cuando se transita por la carretera N-634 entre las localidades de Zumaia y Zarautz, en la provincia de Guipúzcoa, a medio camino podemos observar cómo una gran prominencia que se adentra hacia el mar perturba el trazado continuo de la costa cantábrica a su paso por el País Vasco.

poliki / ISTOCK

Esta prominencia, que es una de las postales más conocidas de Guipúzcoa, es el Monte San Antón, también llamado Ratón de Getaria por su característica forma; en efecto, al observar el monte desde alguno de sus costados y alejándose lo suficiente, podremos distinguir la silueta de un ratón que parece formar este célebre monte

AlbertoLoyo / ISTOCK

El monte, unido a la costa a través de un tómbolo, una línea de tierra que impide que sea una isla – si bien hasta el siglo XVI este istmo no existía – constituiría el cuerpo del ratón, mientras que el tómbolo y la localidad de Getaria, que se sitúa a continuación, formarían la cola del animal.

oscarcalero / ISTOCK

Desde lo alto de esta formación costera se divisan unas vistas formidables. Algo que no es de extrañar, puesto que el propio nombre de esta población parece que tiene su origen en esta cualidad de mirador de la línea litoral.

El pueblo donde nació Juan Sebastián Elcano

Además de la belleza paisajística de Getaria, si por algo es conocida esta población costera es por haber sido el lugar de nacimiento del famoso marino Juan Sebastián Elcano, una de las primeras personas que consiguió dar una vuelta completa a la Tierra. 

Sima_ha / ISTOCK

Nacido aquí en el año 1487, embarcó junto a Magallanes en la célebre circunnavegación del planeta que comenzó en 1519 y finalizó tres años después, en 1522 tras múltiples vicisitudes. En efecto, Magallanes murió durante el propio trayecto y Juan Sebastián Elcano tomó el mando de la expedición a partir de ese momento.

AlbertoLoyo / ISTOCK

Es por ello por lo que este intrépido marinero se ha convertido en el personaje más ilustre de Getaria, estando presente tanto en las celebraciones de la villa como en diversos elementos conmemorativos que podremos encontrar a lo largo del casco urbano. El más vistoso de todos ellos es la escultura levantada por el artista Victorio Macho en el primer cuarto del siglo XX, durante la conmemoración del cuarto centenario del momento en el que se completó el viaje alrededor del mundo.

Antoine Maillard / ISTOCK

El casco antiguo de Getaria se extiende en una cornisa costera que crea fuertes desniveles que marcan la esencia de la localidad. Con el puerto a sus pies, las vistas que ofrece son seguramente uno de los puntos fuertes de esta encantadora población vasca. Junto a su atractivo natural, el pueblo cuenta con otras sorpresas muy interesantes. Una de ellas, la Iglesia de San Salvador, un templo gótico impresionante declarado Monumento Nacional y uno de los más destacados de todo el País Vasco.

Turismo de Getaria

Otro de ellos, el Museo Balenciaga, inaugurado hace pocos años, en el que se hace homenaje a otro de los hijos predilectos de la localidad, el genial modisto de alta costura Cristóbal Balenciaga, nacido en Getaria a finales del siglo XIX. A todo ello, para completar nuestra visita, podemos sumar que Getaria es un excelente lugar donde disfrutar de la buena comida y los buenos caldos – el Txakolin de esta zona cuenta con la debida fama -. Un buen número de locales de restauración se emplazan por toda la localidad, muchos de ellos con las típicas parrillas que forman ya parte del mobiliario habitual de las calles de Getaria. 

underworld111 / ISTOCK