Olvídate del frío por unos minutos en la fuente termal más grande del mundo

Es conocido como el Lago Sartén (Frying Pan Lake) y es que su agua brota entre 50 y 60 ºC. Está situado en el valle volcánico de Waimangu, en Nueva Zelanda, una valle con una historia de lo más interesante…

María Escribano
 | 
Foto: Waimangu Volcanic Valley

El libro Guinness de los Récords la calificó como la fuente termal más grande del mundo en cuanto a área. Hablamos de la Frying Pan Lake, también conocida como Waimangu Cauldron, una fuente termal natural de unos 38.000 metros cuadrados. La temperatura media de su agua es de entre 50 y 60 ºC y brota del cráter Echo del valle volcánico de Waimangu, en Rotorua, Nueva Zelanda, en pleno Cinturón de Fuego del Pacífico.

Cráter Echo en el valle volcánico de Waimangu.  | Waimangu Volcanic Valley

Pero además del tamaño de esta fuente termal, el valle volcánico de Waimangu tiene otras curiosidades. Por ejemplo, es el sistema geotermal más joven del mundo. Es la única reserva del mundo en la que se conoce con exactitud el inicio de su actividad hidrotermal, que fue en 1886, con la erupción de la parte norte del monte Tarawera, que creó el valle de Waimangu. En el caso del citado lago Frying Pan, este se formó tras la erupción en 1917 del cráter Echo, que creó un cráter aún más profundo que se inundó formando el lago.

Valle volcánico Waimangu. | Waimangu Volcanic Valley

Desde 1886, el valle de Waimangu ha sido protegido, lo que ha hecho que a día de hoy sea el único sistema geotermal en Nueva Zelanda que no ha sido alterado por la actividad del hombre.

Cráter Inferno.  | Waimangu Volcanic Valley

Otra de las atracciones del valle de Waimangu es el cráter Inferno, en cuyo interior se encuentra el géiser más grande del mundo. El problema es que no se puede apreciar a simple vista, ya que el géiser brota por debajo del nivel del lago. Una webcam del valle nos permite ver el cráter desde la distancia: http://waimanguwebcam.waikatoregion.govt.nz/inferno.html.

LA OCTAVA MARAVILLA DEL MUNDO, DESAPARECIDA

También son importantes en el valle las Terrazas Rosas y Blancas (hoy desaparecidas) y el lago Rotomahana, dos de los primeros lugares visitados por los europeos que llegaron a Nueva Zelanda en los años 20 del siglo XIX (los maorís se habían asentado en los alrededores del lago desde 1600).

Aguas termales en Waimangu.  | Pikitia 2010 Ltd

Luego llegaría la erupción del monte Tarawera en 1886, que destrozó las terrazas rosas y blancas, eliminó seis kilómetros del lago Rotomahana y lo hundió 170 metros más (también acabó con la vida de 100 personas). Sin embargo, 14 años después, el lago se fue rellenando de agua y el géiser más grande del mundo entró en erupción. Sus aguas parecían negras, de ahí que se llamara Waimangu, que significa "aguas negras", y luego ese nombre se extendió a todo el valle. El géiser estuvo brotando desde 1901 hasta 1904, convirtiéndolo, como ya hemos señalado, en el géiser más grande del mundo del que se tiene constancia.

Cuadro pintado por Charles Blomfield en 1882 de la que fue la octava maravilla del mundo.  | White Terraces, 1882, Auckland, by Charles Blomfield. Gift of Sir Guy Berry, South Africa, 1960. Te Papa (1960-0003-2)

Las terrazas rosas y blancas fueron en su día los depósitos de sílice más grandes de la Tierra e incluso llegaron a considerarse la octava maravilla del mundo. En 2017, dos investigadores creyeron haberlas localizado sepultadas en barro y ceniza a 15 metros bajo la superficie del lago Rotomahana. Su trabajo se publicó en la revista The Journal of New Zealand Studies

EJEMPLO DE BOSQUE NATURAL REGENERADO

La importancia medioambiental del valle reside en que Waimangu es uno de los dos únicos ejemplos en Nueva Zelanda de un bosque natural que se ha regenerado completamente tras una completa devastación. La vida vegetal se ha regenerado de forma natural y ha dado lugar a plantas adaptadas a un entorno geotermal. Dichas plantas han atraído a multitud de aves, creando un entorno biodiverso.

El estanque conocido como Devil's Bath (el baño del diablo) en Wai-O-Tapu. | Lina Shatalova / ISTOCK

Muy cerca del lago Fry Pan, se encuentra otra maravilla termal. Hablamos de Wai-O-Tapu, considerada una de las atracciones geotermales más coloridas y diversas de Nueva Zelanda. En ella se puede visitar la Mud Pool, la mayor piscina de lodo de Nueva Zelanda y que en su día albergaba un volcán que fue destruido por obra de la erosión, y la Champagne Pool, llamada así por su gran concentración de dióxido de carbono, lo que la hace burbujear como si fuera champán. Las aguas de la Piscina de Champán brotan a unos 75 grados.

Champagne Pool en Wai-O-Tapu.  | EAGiven / ISTOCK

Y cuando dicen es que de las más coloridas, sin duda se refieren al Devil’s Bath, este lago de color verde neón que debe esos tonos a la gran cantidad de ácido sulfhídrico y hierro que hay en sus aguas.

Paseantes por el Waimangu Volcanic Valley.  | MassiveFilms/Waimangu Volcanic Valley

Dada la gran cantidad de aguas termales que hay en la zona norte de la isla norte de Nueva Zelanda, existe la Thermal Explorer Highway, un recorrido bien calentito que pasa, por supuesto, por Rotorua.