La ciudad holandesa que ha apagado las luces para volver a ver las estrellas

Un proyecto para recuperar la visión de los cielos estrellados en una localidad holandesa anima a las ciudades de todo el mundo a seguir los planes de la Unesco y reconocer la observación y disfrute de las estrellas como un derecho y una herencia universal

María Escribano
 | 
Foto: Daan Roosegaarde

Apagar las luces de las grandes y sobreiluminadas ciudades para que sus ciudadanos puedan volver a ver las estrellas. Puede parecer difícil de conseguir, pero una ciudad holandesa se ha lanzado al experimento con ayuda de la Unesco.

Vista de las estrellas en Franeker.  | Daan Roosegaarde

No es una ciudad desvinculada de las estrellas, ya que Franeker, situada al norte de Países Bajos, tiene una historia ligada a la astronomía. En ella nació un astrónomo de renombre mundial, Jan Hendrik Oort, y en ella está también el planetario más antiguo del mundo, el Planetario Real de Eise Eisinga. Además, esta ciudad de las estrellas está situada junto al Mar de Wadden, Patrimonio de la Humanidad desde donde se pueden disfrutar de unas vistas ilimitadas de cielos llenos de estrellas.

El Planetario Real de Eise Eisinga es el más antiguo del mundo.  | TasfotoNL / ISTOCK

El experimento consiste en apagar todas las luces, vallas publicitarias y alambrado público no esenciales en la ciudad, labor para la que han tenido que colaborar tanto los residentes de Franeker como las empresas, Unesco Netherlands y Studio Roosegaarde, el laboratorio de diseño social liderado por Daan Roosegaarde y del que procede este proyecto.

“Todos estamos ahora en nuestra propia pequeña burbuja, desconectados unos de otros. Me di cuenta de que cada noche, hay un rendimiento de luz increíble escondido en lo alto de nuestro cielo. ¿Qué pasaría si apagásemos todas las luces de una ciudad para poder disfrutar juntos de las estrellas? Seeing Stars trae de vuelta las estrellas en tu propia calle. Las estrellas están a solo un interruptor de distancia”, explica Daan.

Comparativa entre luces encendidas y apagadas en Franeker.  | Daan Roosegaarde

Seeing Stars, que es como se llama el proyecto, no pretende aplicarse solo en la ciudad de Franeker, sino que su objetivo es viajar a las siguientes ciudades en los próximos meses: Leiden, Sídney, Venecia, Estocolmo y Reikiavik. La alcaldesa de Franeker, Marga Waanders, ha señalado: “Estoy muy orgullosa de apagar todas las luces de nuestra ciudad, de ver las estrellas y cómo este acto nos ayuda a sentirnos conectados entre nosotros”.

La Palma con el volcán ya dormido: es hora de descubrir el mejor cielo del mundo

Seeing Stars es el tercer Proyecto de la serie DreamScapes del Studio Roosegaarde, en colaboración con la Unesco Países Bajos, Media.Monks, Visit Friesland, Visit Wadden, y la ciudad de Franeker. 

Recuperando la vista de las estrellas en Franeker.  | Daan Roosegaarde

El propio Studio Roosegaarde ha elaborado una guía sobre cómo aplicar el proyecto Seeing Stars a tu ciudad y que incluye los siguientes pasos:

  1. Primero, hay que hacer un índice con los lugares que emitan más contaminación lumínica, como invernaderos, vallas publicitarias, gasolineras…
  2. Segundo, hay que crear una impresión artística que dé muestra del impacto de las luces apagadas y las estrellas luciendo. Lo ideal, crear ese contraste en un edificio o lugar icónico de la ciudad.
  3. Tercero, presentar la propuesta a la alcaldía de la localidad e intentar convencer a las autoridades de la importancia y belleza de ver las estrellas.
  4. Una vez que el gobierno de la localidad se sume al proyecto, hay que implicar a ciudadanos, empresarios y demás instituciones. Tiene que ser un proyecto comunitario.
  5. Hacer una noche de ensayo general para comprobar el impacto visual.
Comparativa de luces encendidas y apagadas en Franeker.  | Daan Roosegaarde

Más del 80% de la población mundial vive bajo cielos contaminados por la luz, un fenómeno conocido como contaminación lumínica. Kathleen Ferrier, presidenta de la Comisión de los Países Bajos para la Unesco, cree que esto debe cambiar: “Todo el mundo debería tener derecho a ver las estrellas a través de un cielo nocturno impoluto. Mirar las estrellas te hace sentir conectado con el resto del universo, y te recuerda que todos somos parte del inmenso cosmos. Y este es el patrimonio universal por el que lucho. Seeing stars es un importante paso hacia adelante”.

Los mejores cielos del mundo para ver las estrellas