Foggia, la soñada espuela de Italia

La segunda provincia más grande de Italia es todo un regalo para los sentidos. Tierra de contrastes, un interior genuino, una costa idílica e islas paradisiacas.

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Poike / ISTOCK

La provincia del eterno idilio italiano

Un territorio que se abre hacia el mar Adriático en un guiño a la característica forma de bota del país vecino, formando la espuela soñada en la que se concentran esencias y paisajes que nunca esperaríamos encontrar en esta desconocida porción italiana.

zodebala / ISTOCK

El Gargano, la península que hay que ver una vez en la vida

Siguiendo la línea de costa oriental desde el norte de Italia, surge extendiéndose hacia el mar un enorme promontorio que forma la «espuela» del país. Una península que ocupa la cuarta parte de la provincia de Foggia y que toma su nombre del macizo montañoso que se levanta por toda esta zona; las rocas calcáreas que conforman este macizo han dado lugar a un gran número de grutas habitadas desde tiempos inmemoriales.

Poike / ISTOCK

Dentro de esta península, la figura que da protagonismo a todo el sector es el Parque Nacional del Gargano, el más grande del país, que incluye el Archipiélago de Tremiti con su reserva marina. Espacios magníficos en los que destacan la Foresta Umbra – el alma vegetal del parque - y los lagos costeros de Lesina y de Varano.

Foresta Umbra | cavallapazza / ISTOCK

La incursión por la parte costera del Gargano normalmente tiene a Manfredonia como puerta de entrada. Tratándose de la principal ciudad de todas las que lindan con el mar en la península, su situación en el golfo del mismo nombre hace de ella el espacio más abierto antes de continuar por una escarpada y preciosa línea litoral poco accesible por tierra en algunos tramos.

Gargano | aldra / ISTOCK

Manfredonia, presidida por la imagen de su castillo, sede del Museo Arqueológico del Gargano, es el lugar perfecto para emprender una visita a la cercana localidad de Monte Sant’Angelo, donde se encuentra el famoso Santuario de Miguel Arcángel, el más antiguo de Europa occidental, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad junto a otros centros de peregrinaje italianos.

Monte Sant’Angelo | EStruk / ISTOCK

Continuando por la costa se alcanza la preciosa costa de Mattinata, donde las playas y, en especial, el contraste del color del agua con el increíble paisaje costero, hacen de esta población un punto inolvidable dentro del Gargano. Justo en la punta más oriental de la península, y tras una línea litoral muy poco accesible, surge Vieste, sin duda uno de los máximos exponentes de esta idílica parte de Italia. Extensas playas de fina arena, su inconfundible monolito de Pizzomunno, un azul de las aguas hipnótico y la maravillosa silueta del propio pueblo de Vieste a lo largo y alto de un promontorio rocoso, que da lugar a una hermosa villa de casas blancas.

Pizzomunno | LucaLorenzelli / ISTOCK

Siguiendo con la trayectoria que bordea la península, la siguiente escala nos hace detenernos en Peschici, otra de las estampas más bellas de la costa del Gargano, con el pueblo escalonado en lo alto de un peñón y su laberinto de calles. Acabamos el recorrido litoral frente a los lagos de Lesina y de Varano, donde emerge en mitad del mar Adriático el paradisíaco archipiélago de las Islas Tremiti, cuyas cristalinas aguas y su reserva marina son el escenario soñado para unas vacaciones de película. 

LucaLorenzelli / ISTOCK

Capraia, San Nicola, Il Cretaccio y la más grande de todas ellas, San Domino - a menudo comparada con la afamada Capri -, son todo un lujo a tan sólo 25 kilómetros de la costa.

El interior de Foggia: Italia genuina y turismo religioso

Debido a que la provincia de Foggia no ha sido explorada por el turismo extranjero como otras muchas regiones de Italia, en especial el interior de la misma - que a diferencia del Gargano es poco frecuentada por visitantes -, podremos encontrar en toda esta zona lugares genuinos donde sentir el puro sabor de este país a nuestro paso por ella. La ciudad de Foggia, que da nombre a la provincia, es claro ejemplo de este ambiente que pareciera sumido en el tiempo de épocas pasadas; con un rico patrimonio artístico y arquitectónico, su situación hace de ella además un buen punto de partida hacia otros destinos próximos.

Catedral de Troia | milla1974 / ISTOCK

Una recurrente y atractiva visita al interior de la provincia es la localidad de Troia, una coqueta población en la que destaca su preciosa catedral. Junto a todo ello, Foggia sobresale en Italia por su importante turismo religioso, cargado de lugares sagrados y santuarios de primer orden.

Santuario del Padre Pío de Pietrelcina | lucamato / ISTOCK

Siendo el santuario de Sant’Angelo en el Gargano el más importante de todos ellos, le sigue a la zaga el Santuario del Padre Pío de Pietrelcina, en el municipio de Giovanni Rotondo; un santuario que es uno de los más visitados del mundo cristiano y que alberga la tumba del santo en el interior de la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia, junto a la que se levanta la imponente y espectacular nueva basílica, formando un conjunto de grandes dimensiones que denota el fervor religioso que se respira en toda esta zona de la provincia de Foggia inundada de conventos, templos y grutas asociadas a este culto.