Westfjords: la inexplorada y salvaje cara oeste de Islandia

El país nórdico es uno de los primeros en abrir sus fronteras: el 15 de junio comienzan a recibir extranjeros. Proponemos una ruta diferente por los Fiordos del Oeste, una de las regiones menos exploradas de Islandia que conserva la belleza natural de un entorno repleto de cascadas, pequeños pueblos pesqueros y un paisaje marcado por unos acantilados de escándalo.

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: anyaberkut / ISTOCK

Islandia es mucho más que Reykjavik: si nos asomamos al extremo noroccidental, nos encontraremos con un lugar alejado de la masificación turística y que nos envolverá en una paz interior difícil de superar.

CHUNYIP WONG / ISTOCK

Hablamos de Westfjords o los Fiordos del Oeste, un lugar alejado e indómito que se suele quedar fuera de los circuitos turísticos de este país pero que nos muestra la exuberante e increíble belleza tintada, en ocasiones, de auroras boreales.

ronnybas / ISTOCK

Para llegar, deberemos atravesar carreteras sin asfaltar y caminos de tierra que no nos lo pondrán nada fácil. Pero este paciente y arduo viaje merece la pena para poder admirar un enclave cargado de fiordos, acantilados vertiginosos, montañas volcánicas y un halo de misterio embriagador.

Pueblos que cuentan historias

La región de los Fiordos del Oeste se estableció en la zona debido a la pesca, es por eso que cuenta con múltiples pueblos pequeños repartidos por todo el territorio, que en su conjunto apenas alcanza los 8.000 habitantes.

narvikk / ISTOCK

Hólmavík, con 375 lugareños, tiene el Museo de la Brujería y Hechicería, levantado para narrar hechos históricos del el siglo XVII, un periodo de folclore islandés estrechamente y popularmente relacionado con la magia y la brujería.

Hólmavík, Islandia | RbbrDckyBK / ISTOCK

También encontramos otros lugares como Bíldudalur, otro pequeño pueblo de 160 habitantes, en el que continúan los mitos en el Museo de Monstruos Marinos de Islandia. Pero ¿por qué aquí? Se encuentra junto a Arnarfjörðu, un fiordo que, según las leyendas, es uno de los lugares donde más avistamientos de monstruos marinos ha habido en el país nórdico. 

Bíldudalur, Islandia | horstgerlach / ISTOCK

RingRoad nº 2, una ruta de belleza serpenteante

Esta carretera, que nada tiene que envidiarle a la ruta de circunvalación, tiene un nombre que ya nos evoca a una imagen de un circulo perfecto, como si una gran roca redonda hubiera sido tallada por el mar, pero nada es lo que parece.

anyaberkut / ISTOCK

Esta carretera, ubicada en los Westfjords obtiene su belleza por sus fiordos seprenteantes que van apareciendo a nuestro alrededor, y casi sin darnos cuenta llegaremos a unos pantanos que bordean grandes formaciones rocosas, tallando la roca con una belleza que queda "esculpida" en nuestra memoria.

Bim / ISTOCK

 De repente, nos encontraremos atravesando montañas y colinas salvajes en un camino que se parece más a la hoja de una sierra que a ese círculo perfecto que nos evoca su nombre. Y es por eso que es una ruta que merece la pena hacer, porque en la imperfección de su recorrido encontramos paisajes verdaderamente evocadores.

franckreporter / ISTOCK

Cascadas, el gran reclamo de los Fiordos del Oeste

Conocemos Islandia por su abundancia de cascadas que nos dejan sin habla, y los fiordos occidentales no iban a ser una excepción. Es más, en esta zona encontraremos más cascadas que en cualquier otro lugar de Islandia.

Roksana Bashyrova / ISTOCK

Una de las más conocidas es la cascada Dynjandi, que a su vez es una de las atracciones más populares de la región. Pero no es la única… al borde de la carretera, en una colina aledaña o un barranco escondido siempre encontraremos una corriente de agua que cae, creando una nueva cascada con la que poder maravillarnos.

Shaiith / ISTOCK

Pero la cascada más famosa es la llamada Foss, que se encuentra junto a una granja situada y en un fiordo del mismo nombre. De forma que esta cascada está en Foss de Foss en Fossfjörður. Todo esto sin olvidar que 'Foss' significa cascada en islandés.

alexkotlov / ISTOCK

Auroras boreales, cuando el cielo se ilumina

Cuando la oscuridad se adueña de los fiordos occidentales, puede que tengas la suerte de observar uno de los espectáculos naturales mas sorprendentes del planeta.

MuYeeTing / ISTOCK

Las auroras boreales le dejan a uno embelesado bajo su baile lumínico. Pero eso sí, la suerte juega mucho para verlas. Es por eso, que si quieres arriesgar poco, las fechas idóneas para poder verlas transcurren entre agosto y abril. Y es que, cuanto más larga sea la noche, más posibilidades tendrás de disfrutar de un espectáculo que te acompañará siempre en tu memoria.

aroxopt / ISTOCK

Si finalmente no consigues verlas no pasa nada, podrás observar otro de los grandes espectáculos de la noche gracias a la casi total falta de contaminación lumínica: las estrellas en todo su esplendor.

posteriori / ISTOCK

 

Descubre el robot de cocina que está revolucionando la gastronomía con nuestro Cupón Cecotec