Fin de año con clase en el renovado hotel La Mamounia

El Hotel La Mamounia, situado en pleno corazón de Marrakech, cuenta con una historia continuada como refugio de jefes de Estado o de estrellas del cine y de la música (de Winston Churchill a Alfred Hitchcok, que en 1956 rodó entre sus muros algunas escenas de El hombre que sabía demasiado). Ahora se prepara para celebrar su primera Navidad tras un cierre por reformas que ha durado tres años. Rejuvenecido pero siempre fiel a su espíritu original, La Mamounia vuelve a ser símbolo del refinamiento, la elegancia y la hospitalidad tradicional marroquí.

Para recibir el 2010 ha planeado una noche muy especial. Una cena de gala tendrá lugar en el Gran Salón para 240 personas, con una actuación exclusiva del espectáculo Chicago. La experiencia gastronómica incluirá ostras, langostinos y caviar, foie, ragú de bogavante, aves de corral de Bresse asadas y queso Mont d''Or servido con cuchara. Cada uno de sus tres restaurantes cuenta con un menú de fin de año diferente, pero también con el denominador común del lujo de la vieja escuela, que siempre otorga el protagonismo al producto. En Le Français se servirá bogavante; L''Italien presentará unos espaguetis fríos al caviar Sévruga, y Le Marocain ofrece como plato principal una carne de buey con champiñones y foie.