Festivales veraniegos en las islas británicas

Las islas británicas acogen un buen número de festivales durante el verano pero hay que destacar a la ciudad de Edimburgo, que el mes de agosto acoge cuatro de los festivales más importantes de Escocia, y las ciudades de Galway y Dublín en Irlanda.

Desde 1947 Edimburgo celebra su Festival Internacional, que este año tendrá lugar del 8 al 31 de agosto. Este certámen acoge actuaciones musicales, teatrales, ópera y danza que tienen como hilo conductor el proceso de eliminación de fronteras culturales en Europa. Entre las actuaciones musicales cabe destacar la Orquesta Sinfónica de Gotemburgo, el piano de Gabriela Montero o la ópera rusa "The Enchanted Wanderer".

El Fringe es otro de los festivales que acoge la ciudad del 3 al 25 de agosto. Este evento combina el teatro con la música, las performances, exposiciones y espectáculos infantiles. Las actuaciones, de estrellas ya consagradas y nuevos talentos, se ofrecerán por toda la ciudad en lugares como el Chinese State Circus, el Meadowbank Stadium o el Castillo de Edimburgo.

El Military Tatoo se celebra en la ciudad escocesa del 1 al 23 de agosto. En el Castillo de Edimburgo tendrá lugar uno de los espectáculos militares más lujosos del mundo con actuaciones musicales y de danza de compañías venidas de Australia y Estados Unidos. También la Feria del Libro de Edimburgo se desarrolla durante en mes de agosto, del 9 al 25, en los jardines de Charlotte Square.

De Escocia cruzamos hasta Irlanda, concretamente a Galway y su Festival de las Artes que se celebra del 14 al 27 de julio y en el que se darán lugar más de 400 escritores, artistas, intérpretes y músicos procedentes de todo el mundo. La edición de este año es la 31 y en él actuarán músicos como The Dandy Warhols Ash y se representarán obras de teatro como Molora, del director sudafricano Yael Farber.

Sin irnos de Irlanda viajamos hasta Dublín, al Festival de las Culturas del Mundo, que se celebra del 22 al 24 de agosto y en el que tienen lugar numerosas actuaciones musicales de conjuntos de los cinco continentes que pretenden realzar la integración de todas las culturas en la comunidad irlandesa. A lo largo de tres días actuarán desde coros de gospel hasta mariachis o grupos tradicionales de Uzbekistán, además de actuaciones de baile, ferias, mercados y exhibiciones varias.