EXPO 2015, La Expo más sostenible

Del 1 de mayo hasta el 31 de octubre se celebra en Milán la Exposición Universal, dedicada en esta ocasión a un tema de enorme interés: la alimentación humana y su sostenibilidad. La campaña de comunicación de la EXPO 2015 recuerda la diversidad de significados y consecuencias que la comida tiene en nuestra existencia: "La comida es alimento, el gusto, el placer, el hogar, la familia, el arte, la guerra, la paz, el afecto, el amor. La comida es vida".

Alimentar el planeta, energía para la vida

Durante los seis meses de permanencia de la EXPO 2015, los 20 millones de visitantes previstos tendrán a su disposición incontables experiencias gastronómicas, tradiciones alimenticias de todos los rincones del mundo, talleres culinarios de la mano de expertos chefs y didácticas exhibiciones sobre la historia de la alimentación humana, la producción agrícola y ganadera, o la tecnología aplicada a la calidad alimentaria, por citar los ejemplos más sobresalientes. Aprovechando la suavidad del clima lombardo, la feria estará abierta de 11 a 23 horas. La noche contará con espectáculos como el de Le Cirque du Soleil, que residirá en la EXPO 2015 durante cuatro meses con una representación dedicada al acontecimiento.

A los 4.000 eventos que tendrán lugar en la propia EXPO se añadirán otros 70.000 diseminados por el territorio italiano, muchos de ellos en la ciudad milanesa y la provincia de Lombardía. Además de la experiencia gastronómica, festiva y cultural, la EXPO 2015 brinda una reflexión sobre la sostenibilidad del planeta, las desigualdades en el acceso a la comida, y la contradicción escandalosa entre la grave desnutrición que padecen millones de seres humanos y las cantidades de alimentos que se desechan en los países del primer mundo. Conferencias, encuentros y publicaciones expondrán propuestas innovadoras para lograr un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles.

Un pez de un millón de metros cuadrados

Las instalaciones para la EXPO 2015, que ocupan un millón de metros cuadrados, se encuentran a pocos kilómetros al noroeste de Milán y son accesibles desde la ciudad por tren o metro en pocos minutos. A vista de pájaro, el recinto tiene forma de pez, símbolo -no solamente bíblico- de la alimentación. Junto con un gran auditorio al aire libre y un espléndido jardín con más de 12.000 árboles, el agua -elemento esencial en una ciudad que estuvo antaño surcada de canales- forma parte del cuidado paisaje de la EXPO 2015 en un lago y la acequia que rodea el recinto. Como en una antigua ciudad romana, dos calles principales se cruzan y organizan el espacio: el Cardo y el Decumano. Este último, la calle principal, aloja los pabellones nacionales. En la intersección de ambas -la Plaza Central- se sitúa el Palazzo Italia, corazón de la Exposición y una de las pocas construcciones que permanecerán tras la celebración. Efectivamente, se ha querido que los pabellones cumplan una serie de requisitos, entre ellos la provisionalidad; deben ser desmontables, estar realizados con materiales reciclables, ser energéticamente eficientes y contar con un 50 por ciento al menos de espacio al aire libre. En estas condiciones, 148 naciones participan con sus propias instalaciones compitiendo en diseño y en atractivos contenidos.

A lo largo del Cardo se encuentran los llamados Cluster: los stands en los que se agrupan países que no cuentan con representación individual, pero se asocian en pabellones dedicados a producciones específicas como el café, el cacao o las especias. Intervienen también empresas alimentarias y las ONG comprometidas con la alimentación en el mundo.

El pabellón de España

La importancia del sector turístico español, en el que la gastronomía ocupa un foco de interés nada secundario, exigía una esmerada comparecencia de España en la EXPO 2015. La representación española, a cargo del organismo Acción Cultural Española (ACE), se alberga en un pabellón de 2.500 metros cuadrados que incluye un patio de naranjos descubierto, jardines y una gran estructura hecha con materiales naturales -madera, corcho o esparto- que consiste en grandes pórticos de alto puntal enlazados entre sí, entre los que penetra la luz generosamente. Cuenta con varias áreas dedicadas a la degustación y la restauración, espacio para conferencias, área comercial y zonas de descanso. Su situación, junto al cruce del Decumano y el Cardo, es privilegiada. Tanto la tradición gastronómica española como la excelencia de su cocina actual están representadas en un bar de tapas y en un restaurante gourmet

Información

www.wonderfulexpo2015.info
Toda la información en español y también en otros idiomas.

www.expo2015.org/it
La web corporativa en italiano, francés e inglés.