Évora, el tesoro del Alentejo

La mejor forma de visitar Évora es a pie, recorriendo sus estrechas calles de casas blancas, para ir descubriendo los monumentos y los detalles que desvelan la historia de la ciudad y la riqueza de su patrimonio que se remonta a la época romana.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Turismo de Portugal

Por su ambiente tranquilo y acogedor te resultará fácil entender por qué los reyes de Portugal del siglo XV escogieron esta ciudad como residencia lo que contribuyó al desarrollo e importancia cultural que vivió en los siglos posteriores. Su nacimiento se remonta a la época de los romanos. Su larga historia y el hecho de haber conservado hasta nuestros días un conjunto urbano tan representativo fueron los motivos por los cuales la Unesco la catalogó como Patrimonio Mundial.

¿Qué visitar en Évora?

Convento de San Francisco y Capilla de los Huesos

En el interior de este convento se encuentra instalada la Capela dos Ossos (Capilla de los Huesos) que, envuelta en un ambiente de penumbra y tragedia propio de una cripta, es uno de los monumentos más extraordinarios y llamativos de Évora. Construida a finales del siglo XVI a partir de una idea de los frailes franciscanos que vivían en este monasterio: reflexionar sobre la condición, la frágil existencia humana y meditar sobre la vida eterna y definitiva. Sus paredes y pilares se encuentran revestidas por cinco mil calaveras y millares de huesos que estaban sepultados en los cementerios de la ciudad.

Turismo de Portugal

El Convento de São Francisco fue el primer convento de esta orden construido en Portugal. La edificación actual fue concluida durante el reinado de D. Manuel y es uno de los mejores ejemplos del estilo tardo-gótico del Alentejo.

Templo Romano

Considerado como un auténtico símbolo de la ciudad. Se trata de uno de los monumentos romanos mejor conservados tanto de Portugal como de toda la Península Ibérica. Fue construido en el siglo I d.C. y, pese a que es conocido como Templo de Diana, está consagrado al culto imperial y no a la diosa Diana. Como curiosidad está formado por 14 columnas corintias coronadas con mármol de Estremoz. Su relativo buen estado de conservación se debe a que fue tapiado durante su transformación en fortaleza durante la Edad Media y no se dejó al descubierto hasta su restauración en el siglo XIX.

Turismo de Portugal

Termas Romanas

Se encuentran localizadas en el vestíbulo de la Câmara Municipal de Évora. Se trata de un conjunto de restos romanos que no fueron descubiertos hasta 1987, a raíz de unas obras en el propio ayuntamiento. Estas impresionantes termas cuentan con una sala caliente para baños de vapor y una piscina circular de 9 metros de diámetro en un excelente estado de conservación.

Plaza do Giraldo

Es el centro neuralgico de la ciudad y un lugar lleno de actividad. Este lugar ha sido testigo de varios momentos destacados de la historia de Portugal, como la ejecución de Fernando, duque de Bragança; la quema pública de las víctimas de la Inquisición en el siglo XVI o los intensos debates sobre la reforma agraria durante la década de 1970. Actualmente, la plaza está llena de terrazas y de los comercios más típicos, donde encontrar los mejroes tesoros portugueses.

Turismo de Portugal

Catedral

La Catedral de évora es considerada como la mayor catedral medieval portuguesa. Fue construida a finales del siglo XIII, principios del XIV en estilo gótico de transición y contiene algunos elementos románicos. También se la conoce como la Catedral de Santa Maria y su visita es otro imprescindible en la ciudad.

Turismo de Portugal

Gastronomía y ocio

Évora no iba a ser menos en lo que a gastronomía se refiere. Es fácil encontrar un restaurante para probar deliciosos platos acompañados por los excelentes vinos de la región. Entre los platos tradicionales destacan sus quesos, embutidos, jamón y aceitunas, el cerdo alentejano, las migas o la açorda à alentejana, siempre acompañado de cilantro, laurel o menta.

Piérdete por las calles de Évora, habla con los locales, disfruta de una copa de vino en el bar más auténtico. Te aconsejamos también aprovechar para llevarte alguna pieza única de artesanía que van desde capazos, figuras de barro, joyas en plata...