Estocolmo, la ciudad entre islas

El centro histórico de la capital de Suecia, el Gamla Stan, se asentó sobre la isla Riddarholmen o "Isla de los Caballeros".

Foto: Macduff Everton/CORBIS

Estocolmo nació rodeado de agua, entre el lago Malaren y el Mar Báltico, en el siglo XIII como un puesto defensivo contra los piratas del Báltico. Hoy en día, ese asentamiento es el llamado Gamla Stan, que se encuentra unido a otras zonas de la ciudad por medio de puentes y donde se hallan las principales instituciones del país.

Y es que el barrio de Gamla Stan es uno de los puntos turísticos más importantes de la capital ya que es un de lo núcleos urbanos medievales más grandes y mejor conservados del continente. Algunos de los lugares que más destacan son el Riksbank (Banco Estatal) y el Riksdagshuset (Parlamento sueco), este último construido entre los años 1897 y 1905 por el arquitecto Aron Johansson. Fue en las reformas que se llevaron a cabo en la década de los ''80 cuando se encontraron restos del muro de la ciudad que datan del XVI.

Frente al Parlamento se encuentra el Museo de la Edad Media que recoge la historia de Estocolmo aproximadamente entre los años 1250 y 1520, además la estancia conecta con el castillo mediante un túnel subterráneo.

Por otro lado, alrededor de la Stortorget (Plaza Mayor) es donde se genera la mayor parte de la actividad comercial. Frente a ella nos encontramos con el antiguo edificio de la bolsa de Estocolmo (Börshuset), que hoy en día alberga elMuseo Nobel y la Academia Sueca, dedicada a Alfred Nobel en 2001 con motivo del centenario de los premios que se otorgan de homónimo nombre.

Continuando la ruta hacia el norte del Gamla Stan vemos la Iglesiade Storkyrkan o Catedral de San Nicolás. Construida en el siglo XIII es de estilo gótico y su exterior se remodeló en estilo barroco 500 años después.

Frente a ella se erige la estatua de San Jorge y el Dragón, encargada por Sten Sture tras derrotar a las tropas del rey Cristián de Dinamarca en la guerra de Brunkeberg en 1471. En el interior de Storkyrkan se pueden contemplar antiguos objetos como el altar de plata o las sillas reales.

Por último, cabe destacar el Palacio Real de Estocolmo (Stockholm) de estilo barroco italiano que se acabó de construir en 1754. En 1697 un incendio destruyó el anterior castillo de las Tres Coronas que ejercía de torreón desde el siglo XII. De él sólo quedó la parte norte que constituiría el punto de partida del nuevo Palacio.

El Palacio Real es la residencia oficial de la Familia Real Sueca en la capital y cuenta con más de 600 habitaciones repartidas en sus siete plantas. Si tienes pensado visitarlo, en su interior puedes ver el Museo de Antigüedades, los Aposentos Reales, la Armería Real y el Tesoro de las Joyas de la Corona, entre otras cosas de interés.