Estambul, la joya del Bósforo

Se declara la mayor ciudad de Europa, no de Asia. Pero sus dos hemisferios urbanos, el asiático y el europeo, enlazan estos dos continentes con un solo pensamiento: el de ser el único lugar donde palpar la fusión de Oriente y Occidente. Aquí confluyen la tradición bizantina, otomana y musulmana en una armonía que llaman "holon", cierta capacidad que tienen las fuerzas opuestas de cooperar por el bien común. Por eso, no te extrañe que su amalgama bulliciosa y monumental contenga lo mejor de varios mundos.

Ana G. Vitienes

Día 1
08.30 h. Diseminada por siete colinas, rodeada de agua por tres partes, los minaretes recortados sobre el cielo entre la neblina se desperezan con el canto del muecín que llama a la oración. Aprovecha que Estambul desayuna y entra en Hagia Sophia o Santa Sofía (Sultanahmet Meydani. 11 €). La enorme mezquita-basílica encarna la grandeza del imperio de Justiniano; para construirla, diez mil hombres emplearon columnas de Éfeso y mármol de Egipto. El silencio otorgará un aire místico mientras pides un deseo en el agujero de la Sagrada Columna, que dicen llora agua milagrosa.

10.00 h. A la salida, el enjambre de vendedores de alfombras y recuerdos te harán volver a la realidad mientras te acercas al Palacio Topkapi (Entrada: 9 €; harem: 7 €; tesoro: 7 €). Ya habrá una larga cola para ver dónde vivieron los sultanes turcos y su séquito de cinco mil esposas, súbditos y guardias jenízaros hasta 1868. En la Cámara del Tesoro verás piezas propias de "Las mil y una noches": grandes esmeraldas, tronos de nácar, cunas de plata, un granate de tres kilos y medio... Otro lugar con morbo es el Harén, plagados de fuentes para que las confidencias del "pasdisha" -título supremo de los sultanes otomanos- se confundieran con el rumor del agua.

12.00 h. Te será imposible tomar un "dolmus" o transporte comunitario si no hablas turco, así que negocia con el taxista un precio justo para escaparte hasta otra maravilla: la iglesia-museo de Kariye o San Salvador de Chora (Edimekapi, 32240. 6 €). Sus dorados mosaicos del siglo XI y un impresionante Pantocrátor te darán la certeza del poderío histórico. Aprovecha a la salida para observar las preciosas casas otomanas de madera que la rodean.

13.00 h. Ya estás a medio camino del Café de Pierre Loti y sus estupendas vistas del Cuerno de Oro, así que anímate a atravesar el auténtico Eyüp para llegar. Este barrio extramuros recibe su nombre del estandarte de Mahoma Eyüp El Ensari, cuyos restos descansan en su mezquita (Camii Kebir Caddesi), uno de los centros de peregrinación más importantes del Islam, donde se respira y se palpa un profundo sentimiento religioso.

14.00 h. Tras observar el panorama, baja en el funicular que te deja en la Mezquita nueva o Yeni Camii, en Eminönü, y acércate a comer al conocido Sofyai 9 (www.sofyali.com.tr) unos "mezes" o aperitivos, un plato de cordero y una botella de "raki" (orujo de anís con agua).

15.00 h. Callejea sin prisa en torno a la Mezquita Süleymaniye hasta que encuentres la escondida tetería Lale Bahçesi, donde podrás fumar una pipa "sisha" y pedir un té turco rodeado de locales que juegan al backgammon.

16.00 h. Para bajar la digestión, conviene darse una vuelta por el cercano Misir Carsisi o Bazar Egipcio. Bajo su estructura del siglo XVI encontrarás los mismos artículos que cuando era uno de los grandes centros comerciales de la Ruta de la Seda: plantas medicinales, sándalo, canela, pistachos, hierbas afrodisíacas... No te vayas sin probar los "baklava"; si están tibios, saben al paraíso.

17.30 h. No puedes ver la ciudad de Estambul y no darle culto al cuerpo en un "hamami" o baño turco. El tricentenario Cagaloglu Hamami parece demasiado turístico, así que opta por el de Çemberlitas (www.cemberlitashamami.com.tr 10 €), al lado del Gran Bazar, un remanso de mármol blanco donde te harán un peeling que te dejará como nuevo.

19.00 h. Tonificado y feliz, aprovecha para conocer el Kapali Carsisi o Gran Bazar, antepasado de los grandes almacenes. En sus más de cuatro mil puestos hay desde alfombras a trajes de danza del vientre. Miles de vendedores te llamarán para tentarte con supuestas gangas. Procura regatear hasta el límite.

22.00 h. Acércate hasta Taksim para cenar en el elegante Changa (www.changa-istanbul.com Sobre 50 €), donde el chef Peter Gordon te asombrará con sus platos de fusión turco-europea. 23.00 h. A pocos metros de la calle peatonal Istikal, en Kulluk caddesi, Ghetto (www.ghettoist.net) ejemplifica los muchos locales de Galatasaray y Taksim, que, junto con las terrazas del Bósforo, concentran lo mejor de la vida nocturna. Los habituales suelen beber "raki" mientras escuchan desde ritmos internacionales a todo tipo de tendencias.

00.00 h. Empieza la noche de Estambul escuchando música electrónica en Indigo (www.livingindigo.com) y sigue con los ritmos de jazz de Babylon (www.babylon-ist.com) antes de deambular entre los locales del Bósforo como NuBlu. Aquí encontrarás una ciudad viva e internacional.

Día 2
09.00 h. Un guardia impertérrito te dará la bienvenida al Palacio de Dolmabaçhe (9 €), residencia hasta su muerte del venerado Mustafá Kemal Atatürk, fundador de la moderna Turquía. Te pondrán unas bolsas de plástico en los pies para recorrer todo tipo de lujos europeos, junto con alfombras "hereke" centenarias. 11.00 h. Regresa a Beyoglu para observar la vista que ofrece la Torre de Gálata (www.galatatower.net 3 €), construida por los genoveses. Podrás tocar el Cuerno de Oro con los ojos.

12.00 h. Toma el tranvía hasta la famosa Mezquita Azul o Sultan Ahmet Camii, que, con sus seis minaretes y su factura recubierta por 20.000 azulejos de Iznik, sólo es superada en poderío por La Meca. A la salida, echa un ojo al Hipódromo y escapa del gentío en el interior de la cisterna bizantina de Bindirirek, del siglo IV.

13.00 h. En el Museo Arqueológico o Arkeoloji Müzesi (3,5 €) podrás caminar durante horas y asombrarte con el Sarcófago de Alejandro Magno y un millón de piezas de valor incalculable. Tiene un café lleno de capiteles y una tienda donde venden reproducciones majas. 14.00 h. En Cennet (Divanyolu Cad, 90. 10 €) se puede comer barato y rápido una especie de crêpe llamada "gözleme" y un vaso de "ayran" o yogur líquido. Turístico, pero rico.

15.00 h. Vete en taxi hasta Beçiktaç para paladear un lugar secreto: el precioso Yildiz Park, un parque urbano que cuenta con varios museos y dos quioscos del siglo XIX, Malta y Cadir, con restaurante y café; ideal para pasar la tarde.

17.00 h. En Beyoglu entra al Hotel Pera Palas (www.perapalas.com) para tomar un té "british" en servicio de alpaca mientras revives su singular historia. En 1892 recibía a los pasajeros del "Orient Express", y en la habitación 411 Agatha Christie escribió su famosa novela; por aquí han pasado desde Greta Garbo a Mata Hari.

19.00 h. Antes de que cierren, desciende a la Yerebatan Sarniçi o Cisterna Bizantina (7,5 €), un palacio subterráneo construido por Justiniano en el siglo V, busca el capitel con una cabeza de Medusa y admira su increíble acústica. 20.00 h. Apuesta por una noche turística y "kitsch" en el Orient House (www.orienthouseistambul.com. 75 €). Es uno de los pocos sitios donde verás danza del vientre, bailes y una ceremonia sema con derviches rodeado de hordas de japoneses y alemanes enloquecidos. 00.00 h. Listo para un circuito por los garitos "trendy", como Reina (www.reina.com.tr), Club Cristal (www.clubkrystal.com) o el selecto Club29 (www.group-29.com), rodeado de una algarabía de público vestido de Versace y Armani que baila hasta el amanecer.