Malcocinado, Correpoco, Villapene... Así es la España de los nombres raros

Desde Guarromán a Malcocinado, pasando por Cenicero, Villapene o Pepino. Estos son los pueblos de España con los nombres más peculiares...

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: Asqueladd

Solemos pensar que los nombres de las localidades o pueblos españoles deben seguir una especie de ‘patrón’ en la que no caigan en cosas que se escapan de nuestra imaginación. Pero la realidad es que si hacemos un ‘road trip’ por algunas de las carreteras de nuestro país nos encontraremos con pueblos que tienen nombres, como poco, peculiares.

Por eso hoy, desde VIAJAR, os proponemos una ruta por aquellos pueblos de España que, lejos de ser popularmente conocidos, nos atraen por sus peculiares nombres. Una forma de llamar a estos pueblos que, por cierto, tiene su historia.

Desde ‘Guarromán’ hasta ‘Malcocinado pasando por ‘Buenas Noches’, hoy te mostramos la cara más humorística de los nombres de los pueblos españoles. ¿Preparados?

Guarromán, Jaén

Y precisamente no es que sus habitantes sean muy ‘guarros’ aunque sus habitantes se llamen ‘guarromaneses’. Eso sí, es un pueblo tan orgulloso de su nombre que en vez de lamentarse han decidido crear la ‘Asociación Internacional de Pueblos con Nombres Feos, Raros y Peculiares’.

Ayuntamiento de Guarromán

Su nombre, alejándonos de la ‘guasa’ que pueda tener proviene del árabe Uadi-r-Romman, cuya traducción literal es arroyo de los granados. No sabemos por qué, pero su nombre terminó siendo Guarromán. Y bien orgullosos…

Parderrubias, Pontevedra

Y no es que precisamente al llegar a este pueblo vayas a encontrarte a un par de rubias que pasean todos los días por el pueblo. Pero lo que si que hay son muchas piedras rubias, que es de donde proviene su nombre.

Albert Galiza

Con la caída del sol, aquí las piedras toman un color rubio y desde antaño, se llamo a este pueblo como ‘Pera rubeas’. Pero la evolución de la lengua es caprichoca y finalmente ha terminado llamándose ‘Parderrubias’.

Pepino, Toledo

Aunque penséis que este pueblo nos importa un pepino, nada más lejos de la realidad. Y es que pepino sabe muy bien que su nombre atrae y lo dejan claro en la entrada de su pueblo en la que exactamente pone: "Bienvenidos a Pepino".

Asqueladd

El nombre de este pueblo, dice la leyenda, que proviene de un antiguo labrador, Alonso Pepino, que vivió allí. Y es que este pueblo anteriormente era llamado "Aldeanueva de Talavera", pero finalmente decidieron quedarse con el nombre de 'Pepino' que, sinceramente, tiene mucho más gancho.

Cenicero, La Rioja

Eso si… ni se te ocurra tirar la ceniza al suelo de este pueblo riojano. Popularmente se dice que su nombre proviene de las cenizas que dejaban los pastores, cuando pasaban el invierno, por la zona y que le da este gracioso nombre solo apto para los fumadores más consolidados.

Zarateman

Cariño, A Coruña

Cariño, hemos llegado al lugar de nuestros sueños. Para románticos empedernidos y para los más enamorados venir aquí será una sobredosis de afecto mutuo, como el propio nombre del pueblo nos señala.

Adbar

Se dice que su nombre proviene de la leyenda que cuenta que un hombre que había perdido a su hija en este lugar se marchó a otras tierras y en su despedida gritó ‘Adiós, Cariño’.

Villapene, Lugo

Digno de una foto para Instagram o twitter. Y es que este pueblo es bien conocido en el norte de España por ser una de las paradas obligatorias en las que tomarse una instantánea para el recuerdo.

Taliesingz

Y es que a pesar de que su nombre completo es Santa Maria de Vilapene, han decidido que a la entrada de su pueblo ponga VILLAPENE. ¿Reclamo turístico? La verdad que es fruto de una ‘gamberrada’ de un adolescente, pero tal fue la visibilidad que tuvo que decidieron dejarlo.

La Pera, Girona

¿Cuántas veces hemos oído la expresión ‘Esto es la pera’? Pues ya sabes que la próxima vez que lo utilices estarás diciendo que es este pequeño pueblo de Girona. Y sinceramente… creemos que merece la pena una visita, porque es un pueblo medieval para exclamar claramente… ¡La Pera!

Guasa, Huesca

En este pueblo se pasan la vida de guasa. Esta localidad podríamos decir por su nombre que es el colmo de la diversión, donde no podemos parar de reír… pero como todo este es solo su nombre.

© Google Maps

Eso sí… no se si encontrarás risas, pero montaña y actividades rurales encontrarás a raudales, así como el río Gass, un afulente del río Aragón.

Adiós, Navarra

Con este cartel ya tienes que ser tu el que decide si entras o no… y es que este pueblo aunque parezca que se quiere despedir de todos sus visitantes a la entrada tiene su particular historia.

© Google Maps

Cuenta la leyenda que unos soldados castellanos, sorprendidos por unos atacantes, abandonaron un campamento ubicado en esta zona. En su marcha solo podían decir “A Dios, A Dios”. Años más tarde este pueblo se ha convertido en una grata despedida. Eso si… es uno de los lugares de paso del Camino de Santiago.

Malcocinado, Badajoz

¿Estas preparado para pedirte un menú de tres platos en este pueblo? Y no es que pensemos que lo hagan mal… pero su nombre ya nos puede dar alguna que otra pista.

Alfonso Brigido

Pero la realidad es que se cuenta popularmente en este pueblo que el nombre proviene de su fundador, Marcos Cinado. Ahora en la actualidad el nombre que empezó siendo ‘Marcocinado’ ha terminado derivándose en ‘Malcocinado’. Y aquí es donde empieza la guasa…

Buenas Noches, Málaga

Aquí no te vas a ir a la cama sin una merecida despedida, y es que este pueblo por su nombre podemos decir que es de los más hospitalarios. Eso si… que no se te ocurra tener una mala noche porque aquí no está permitido.

Pero la realidad es que no se sabe claramente de donde proviene su nombre, pero original es…

Venta de Pantalones, Jaén

Y no es que precisamente aquí tengan los mejores pantalones de todo el planeta. Esta pequeña aldea pertenece a la localidad de Martos que antiguamente fue habitado por toda la población rural de la zona que vivia de la agricultura y la ganadería. Así que lo sentimos, pero aquí no puedes ser una 'fashion victim', aunque puedes respirar aire puro que también se agradece.

© Google Maps

Entrepenes, Asturias

No... tranquilo que no has llegado al lugar de la fogosidad máxima. Simplemente estás en un pueblo asturiano que tambien tiene un nombre que merece su mención aquí. Y es que la confusión en uno de sus carteles ha llevado a este pueblo a ser la comidilla de todos los pueblos con nombres extraños.

Entrepeñes, o entrepeñas que es como se le conoce realmente, está declarada como monumento nacional por su espectacular geografía de 37 hectáreas en la que se incluye la playa, el arroyo del Acebo y el desfiladero de Entrepeñes.

Correpoco, Cantabria

Si eres de los que en las carreras siempre te quedas el último te aconsejamos que hagas una visita a este pueblo. Aquí encontrarás seguramente tu lugar...

© Google Maps

Pero lejos del humor de su nombre, este pequeño pueblo de 54 habitantes cercano a Los Tojos se asienta sobre un deslizamiento de ladera, que históricamente ha afectado a varias de sus casas. Además está muy cerca de lugares de interés como el río Argoza y el río Saja.