La “escalera hacia la nada” y otros asombrosos destinos del mundo

Porque viajar es asombrarse

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: arturogi / ISTOCK

No hay nada como viajar por el mundo y encontrarse en el camino con lugares increíbles de los que no hubiéramos sospechado su existencia.

Pero, como no siempre contamos con la fortuna de toparnos con ellos en nuestra ruta, traemos aquí algunos de ellos para que puedan formar parte de la lista de destinos aún por descubrir.

La escalera hacia la nada

Considerada la plataforma de observación más espectacular de los Alpes – con el permiso de la cercana plataforma “5 fingers”, la conocida turísticamente como “Escalera hacia la nada” es una increíble estructura de vidrio y acero que forma parte del Dachstein Sky Walk, una pasarela suspendida en el vacío con una caída de 250 metros, en lo alto del monte Hunerkogel.

Mujer en la plataforma de observación de 5 dedos, en la cima de la montaña Krippenstein
Mujer en la plataforma de observación de 5 dedos, en la cima de la montaña Krippenstein | aroundtheworld.photography / ISTOCK

Situada en el corazón de Austria, al sudeste de la ciudad de Salzburgo y a 2700 metros sobre el nivel del mar, esta atracción de la cadena montañosa de Dachstein nos permite descender hacia el vacío a través de catorce angostos escalones que finalizan en un pequeño mirador desde el que obtendremos unas vistas sobre los Alpes difíciles de describir debido a su grandiosidad.

La plataforma de observación de 5 dedos en la cima de la montaña Krippenstein, en la región de Salzkammergut
La plataforma de observación de 5 dedos en la cima de la montaña Krippenstein, en la región de Salzkammergut | aroundtheworld.photography / ISTOCK

Una experiencia única que se complementa, en el mismo recorrido, con un puente colgante de cien metros de largo que pende a una altura de cuatrocientos metros y un sorprendente Palacio de Hielo.

La Peña de Bernal

El estado mexicano de Querétaro nos reserva en el interior de su territorio un rincón con una de las postales más bellas de toda la franja central del país.

Esta población fundada en 1642, que conserva aún gran parte de su esencia colonial en su patrimonio con construcciones que se remontan hasta ese mismo siglo XVII, cuenta con un telón de fondo colosal. Un gran monolito de casi trescientos metros de altura se alza imponente tras la localidad formando un cuadro espléndido.

La Peña de Bernal es el tercer monolito más grande del mundo, está localizado en el pueblo de Bernal que pertenece al municipio de Ezequiel Montes en el estado de Querétaro, México
La Peña de Bernal es el tercer monolito más grande del mundo, está localizado en el pueblo de Bernal que pertenece al municipio de Ezequiel Montes en el estado de Querétaro, México | arturogi / ISTOCK

Tratándose de uno de los monolitos más grandes del mundo y teniendo en cuenta que, hoy en día, está considerado un lugar místico y que en el pasado fue un espacio sagrado para los pueblos de los otomí y los chichimecas, no dudamos del gran poder de atracción de la peña de Bernal.

El lago de los pajaritos

A un paso de uno de los mejores lugares del mundo para observar gorilas de montaña en libertad, el Lago Bunyonyi es uno de los puntos imprescindibles de visita en Uganda y un tranquilo espacio de descanso con varios resorts.

Panorámica del Lago Bunyonyi, en Uganda
Panorámica del Lago Bunyonyi, en Uganda | Palenque / ISTOCK

Situado en el extremo suroeste del país, junto a la frontera de Ruanda y a pocos kilómetros de la República Democrática del Congo, su nombre en lengua local chiga nos habla de un “lugar de muchas aves” o “lugar de muchos pequeños pájaros”, pero si por algo destaca es por estar salpicado por un gran conjunto de pequeñas islas que marcan su esencia y crean un paisaje maravilloso.

Hasta 29 islas emergen de las aguas de este lago de unos 25 kilómetros de largo que se extiende de forma alargada regalándonos en sus orillas la imagen de laderas cubiertas de terrazas que contribuyen a hacer de Bunyonyi un lugar mágico.

Cuevas de Maresha-Beit Guvrin

A unas decenas de kilómetros al oeste de Hebrón, en Cisjordania, nos topamos en tierras israelitas con el Parque Nacional de Beit Guvrin, que comprende los restos arqueológicos de los antiguos asentamientos de Maresha y Beit Guvrin, donde destaca por encima de todo un universo de cuevas asombroso que pasó a formar parte hace unos años de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Una cantera antigua, excavada durante el período árabe temprano entre los siglos VII y X. Ubicado en la ciudad de Beit Guvrin, que fue fundada sobre las ruinas de la ciudad bíblica de Maresha. | lermannika / ISTOCK

Miles de cámaras y pasillos subterráneos excavados en la roca caliza desde varios siglos antes de Cristo, en las que florecieron culturas bajo la influencia de las rutas de comercio de Mesopotamia y Egipto, forman hoy en día un complejo espectacular en el que podemos encontrar baños, palomares, cisternas, prensas de aceite, viviendas y las 800 hipnotizantes cuevas con forma de campana.

YuchangLou

Fujian es una de las veintidós provincias que forman parte de la República Popular China. Situada al sur del país, frente a la isla de Taiwan, es un territorio mayoritariamente montañoso que esconde rincones cargados de toda la tradición y cultura chinas.

Interior de Yuchanglou, su estructura en zigzag y parte del salón ancestral. Se puede ver la base del anillo menor desmantelado.
Interior de Yuchanglou, su estructura en zigzag y parte del salón ancestral. Se puede ver la base del anillo menor desmantelado. | Gisling

Una de estas manifestaciones es la de los tulou, construcciones de la arquitectura popular de esta parte del mundo, perteneciente principalmente al pueblo de los hakka, que basan su lógica en una estructura original de tapial – aunque existen algunos construidos a base de otros materiales – y una organización fundamentada en un recinto cerrado circular en torno a un santuario, en el que se levantan las viviendas en varias alturas.

YuchangLou es uno de los más espectaculares de todos los tulou tanto por sus dimensiones como por su belleza, representando uno de los más sobresalientes ejemplos de una tradición constructiva que fue reconocida por la Unesco en 2008 como Patrimonio de la Humanidad.