Es verano en Australia

Si quieres evitar el frío invernal por todos los modos, una de la mejores opciones es la de viajar al hemisferio sur, donde están en plena primavera y en verano llegará pronto. En Australia las temperaturas rondan en torno a los 25ºC y 33ºC, perfecta si lo que te gusta es el calor. Además, este destino es perfecto para realizar muchas actividades propias del verano y no tanto como abrazar un koala o visitar las colinas de Adelaida.

Los amantes de la naturaleza tendrán su enclave perfecto en Darwin desde donde se puede visitar Kakadu y Top End, donde el cambio de estación provoca cataratas, pantanos y crecidas de ríos. Además a una hora y media se encuentra el parque Parque Nacional de Lichtfield con las cascadas de Wangi y Tolmer y con sus piscinas naturales rodeadas de una impresionante vegetación tropical. Por otro lado en Brisbane, muy cerca de la Costa Dorada, se encuentra la Reserva de koalas de Lone Pine, y el acantalida Kangaroo Point donde se puede practicar escalada y rápel. Esta ciudad cuanta también con un jardín botánico y amplios parques.

Los surfistas y a quienes les guste practicar deportes acuáticos, tienen sus enclaves en Sidney y Perth. La primera de estas ciudades posee la playa de Bondi, donde se puede aprender a surfear entre olas del Pacífico, mientras que en Perth ofrece el río Swan donde se puede navegar en velero, alquilar un catamarán o practicar parasailing sin salir del distrito central; si se tiene tiempo, se puede coger el ferry a la reserva natural de Rottnest Island para hacer una eco-excursión, submarinismo o snorkel en sus aguas turquesas, o el tour Wadjemup Dreaming Indigenous para descubrir más sobre la herencia aborigen. Por otra parte Sidney ofrece visitas a la Casa de la Ópera y el Puerto o escalar a lo alto del puente más famoso de Sídney, el Harbour Bridge.

En cuanto a Merbourne ofrece a los turistas compras prenavideñas. Esta ciudad se puede considerar el paraíso para los compradores empedernidos y cuenta con varias zonas de tiendas: Paris end es la zona de las firmas internacionales; Chapel Street y Toorak Road, de boutiques de diseñadores locales; y Brunswick Street Fitzroy la de los objetos de decoración retro y joyas artesanales.

Por su parte en Adelaida "la ciudad de los 20 minutos", merece la pena alquilar un coche y acercarse a Adelaide Hills, a sólo 20 minutos. Es un destino tranquilo que ha inspirado a generaciones de artistas, famoso por sus productos (manzanas, cerezas, fresas, puerros, panes, fiambres y, especialmente, sus quesos gourmet, aceitunas y mermeladas). Numerosas rutas en bicicleta o a pie descubren la gastronomía local en acogedoras bodegas como Hahndorf Hill Winery, The Lane o Longview Vineyard; o excelentes pubs y restaurantes.

Más información en www.australia.com