Enoturismo por la provincia de Barcelona

Paisajes cambiantes cuajados de viñas y bodegas conforman una cautivadora oferta enoturística muy cerca de la ciudad de Barcelona. Cinco Denominaciones de Origen permiten al viajero disfrutar de la cultura del vino y de la naturaleza que lo rodea.

Visitas a bodegas y cavas, rutas enológicas y un sinfín de actividades acercan el viajero al conocimiento de las cinco Denominaciones de Origen de la provincia de Barcelona: Penedés, Alella, Pla de Bages, Cataluña y la D.O. Cava. La Diputación de Barcelona estimula y potencia una variada oferta enoturística de gran calidad cuyo primordial protagonista es el vino y todo el universo que lo envuelve. Hay muchas formas de practicar el enoturismo: catas dirigidas por enólogos, maridajes gastronómicos, paseos entre viñedos por caminos señalizados (a pie, en carro, en bici o en segway), visitas teatralizadas o la posibilidad de participar en los trabajos del campo. El auge de este turismo es tal, que muchos establecimientos hoteleros han diseñado paquetes que combinan estancias con actividades como la vinoterapia, que aprovecha los efectos beneficiosos de los polifenoles de la uva, o la degustación de menús maridados con vinos de la tierra. Una amalgama de placeres ligados al mundo del vino.

Un buen vino es el resultado final de múltiples variables. Un universo apasionante envuelve todo un proceso que termina en la mesa, cuando un grupo de amigos o familiares disfruta de una copa de vino acompañada de una buena comida. Pero antes de que esto suceda han tenido que pasar por diferentes fases. El paisaje, la climatología, la composición de los sustratos, la vid y el subsuelo condicionan el resultado final. A ello se suma la historia y los procesos de elaboración, que constituyen un factor determinante en la obtención del producto. Sin olvidar el papel fundamental que desempeña la bodega que elabora el vino o el cava, ya sea una explotación familiar o tenga la relevancia de una obra modernista. Además, cada vez son más las bodegas que contratan a arquitectos de renombre para diseñar nuevos proyectos o remodelar sus instalaciones. Se trata de aportar personalidad a sus bodegas y a sus vinos.

D.O. Penedés, la más extensa

Situada entre la cordillera Prelitoral y la costa mediterránea, la influencia del sol y la brisa marina convierten esta zona en un terreno privilegiado para el cultivo de la vid. Es un territorio de suaves ondulaciones donde conviven diferentes microclimas. El xarel.lo es la variedad de uva que se ha adaptado mejor a la tierra y al clima de la región y es la más extendida. Esta es la D.O. más extensa de Cataluña, donde hay más bodegas productoras y la que ofrece propuestas más variadas. Una visita a la zona debe incluir el VINSEUM (Museo de las Culturas del Vino de Cataluña), en Vilafranca del Penedès. Un edificio histórico que permite experimentar un viaje a través de la historia del vino desde sus orígenes hasta la actualidad.

Viñas cerca del mar

Si el Penedés es la más grande, la D.O. Alella es de las más pequeñas. La influencia del mar condiciona el color y aroma de los vinos blancos de Alella, producidos mayoritariamente con la variedad pansa blanca. La reducida extensión de la D.O. ha hecho que las ocho bodegas productoras elaboren unos vinos de gran calidad. Históricamente, los blancos de Alella eran conocidos como los vinos de la burguesía catalana. Hoy en día también se elaboran tintos, rosados, dulces y cavas. Una visita al Centro de Acogida Turística de Teià, junto a la antigua bodega romana de Vallmora, permite recorrer la historia de la romanización de Cataluña ligada a sus vinos.

Paisajes de Barcelona

Más al norte, la D.O. Pla de Bages se extiende entre formaciones montañosas como Montserrat, las sierras de Castelltallat, Sant Llorenç del Munt y l''Obac, además del macizo del Montcau. Algunas de estas cordilleras son parques naturales con paisajes de sublime belleza. En la D.O. Pla de Bages la variedad más cultivada es la picapoll, que otorga a los vinos una marcada personalidad. La propuesta de enoturismo en estas tierras incluye la posibilidad de conocer las barracas de viña y las tinas de piedra seca, construcciones levantadas a pie de viña para hacer menos pesados los trabajos del campo. En los Valles del Montcau están la mayor parte de las doce bodegas que configuran esta D.O.

Burbujas de calidad

Para completar esta ruta por el territorio vinícola en las proximidades de la Ciudad Condal no podía faltar el producto estrella de la zona: el cava. La provincia de Barcelona concentra la mayor producción de cava de España. La D.O. Cava se extiende por la comarca del Alt Penedès. Aquí las bodegas tienen una importancia capital ya que en las galerías bajo tierra reposan millones de botellas de cava. Algunos de estos edificios son grandes obras de los arquitectos más prestigiosos del modernismo. En Sant Sadurní d''Anoia, conocida como la capital del cava, la visita al Centro de Interpretación del Cava permite conocer la historia de esta bebida, sus valores, aromas, fiestas y la arquitectura ligada a su producción.

A principios de octubre, la Semana del Cava reúne en Sant Sadurní d''Anoia a miles de personas que buscan el arrebato de las burbujas en forma de pasacalles, exposiciones, jornadas gastronómicas y, como no podía ser de otro modo, degustar los mejores cavas de la zona. No cabe duda que el enoturismo está de moda, y la provincia de Barcelona te propone una de las ofertas más interesante.

Más información
www.barcelonaesmuchomas.com
Facebook: BarcelonaEsMoltMes
Twitter, Instagram, Pinterest, Youtube: @bcnmoltmes