Encantos naturales de Guatemala

Si por algo se caracteriza Guatemala es por su gran diversidad natural.

Foto: Frank Krahmer/Corbis

Este pequeño país centroamericano acoge una gran variedad climática debido a su relieve, que va desde la playa hasta montañas y volcanes de más de 4000 metros de altura. Esto hace que contenga un sinfín de especies de flora y fauna y que gran parte de su territorio sea parque nacional protegido.

Uno de los parques nacionales más conocidos de Guatemala es el de Tikal. Situado en al norte del país, en el estado de Petén, además de formar parte de laReserva de la Biosfera Maya cuenta con uno de los sitios arqueológicos excavados más grandes de América. Tikal fue capital de uno de los estados mayas más poderosos de la época precolombina. Actualmente este yacimiento está dividido en cuatro acrópolis -norte, sur, centro y este- aunque la más importante y donde se encuentran la mayoría de los templos es en la norte.

La antigua ciudad de Tikal fue construida en piedra caliza y cuenta con templos de más de 70 metros de altura, grandes palacios reales, pirámides y palacios menores, residencias, edificios administrativos, plataformas, monumentos e, incluso, lo que se cree fue una cárcel. Por otra parte, esta urbe maya también posee siete pistas para jugar al juego de la pelota mesoamericano y la llamada Plaza de los Siete Templos.

El Parque Natural Ixpanpajul también está en el departamento de Petén. Este parque se caracteriza por poseer más de 200 especies de árboles, más de 150 especies de aves y alrededor de 40 especies de mamíferos en unas 450 hectáreas.

Otra de las bellezas naturales de Guatemala es el área de los alrededores de la localidad de Amatitlán, al sur de Ciudad de Guatemala. Aquí encontramos el lago Amatitlán, la mayor reserva de agua dulce del país, creado hace 40 mil años como consecuencia de movimientos sísmicos y erupciones de los volcanes que rodeaban el valle de Amatitlán.

Por su parte, el Parque Natural Calderas se ubica al sur de la ciudad de Amatitlán, en las faldas del volcán Pacaya, en constante erupción desde 1965 y uno de los lugares más turísticos de Guatemala.
En el departamento de Sololá, al sur del país, se encuentra otro los lugares naturales más importantes: el Lago de Atitlán. En sus márgenes se alzan los volcanes de Atitlán, Tolimán y San Pedro, además de numerosos asentamientos a los que se accede en lancha.