Este mapa muestra el pueblo más popular en cada provincia. ¿Es el tuyo?

Un estudio basado en los pueblos con más búsquedas en Google desvela cuáles despiertan más interés. Apúntate estos 50 destinos, que algo tendrán...

Redacción Viajar
 | 
Foto: Musement

La pandemia de la Covid-19 y las limitaciones en la movilidad durante todo el 2020 han influido en el notable incremento del turismo de proximidad. Mientras muchos españoles optaron por redescubrir sus ciudades de residencia habitual, otros muchos buscaron pequeños paraísos alejados de las multitudes, pero cerca de sus hogares.

Y es que todo parece que, este año, el turismo de proximidad también va a ser la tendencia de cara a nuestros viajes o escapadas. Es por eso que Musement ha recopilado una selección con los pueblos más populares de cada provincia para que tu próximo viaje de proximidad sepas a donde ir exactamente. Eso sí... para el estudio solo se han tomado en consideración los municipios de menos de 20.000 habitantes.

Mapa de los pueblos más populares de España. | Musement

¿Planeando tu nueva escapada? Aquí tienes 50 pueblos con encanto para 50 provincias de España.

Andalucía

Osuna (Sevilla): la villa ducal cuenta con un riquísimo patrimonio artístico. El Monasterio de la Encarnación, la Iglesia Colegial y las Canteras son solo una pequeña muestra de sus muchos encantos.

Frigiliana (Málaga): situada en el Parque Natural de las Sierras de Almijara, Tejeda y Alhama, pasear por las estrechas y empinadas calles de su casco histórico es como viajar al pasado. Acércate al mirador del Callejón del Peñón para disfrutar de una vista panorámica de todo el pueblo.

T_Mizuguchi / ISTOCK

Setenil de las Bodegas (Cádiz): este pueblo de la Sierra de Cádiz forma parte de la Ruta de los Pueblos Blancos. Una de sus peculiaridades es la ubicación de sus viviendas, muchas de las cuales fueron construidas “al abrigo” de las rocas.

Guadix (Granada): la “Capital Europea de las Cuevas” cuenta con más de 2000 casas cueva habitadas. Como dijo Jean Sermet, un conocido geógrafo francés: «Guadix es una ciudad que no se debe describir; debe ser vista».

Rute (Córdoba): uno de los mayores atractivos de Rute son los numerosos museos gastronómicos, en muchos de los cuales se continúan elaborando con fórmulas ancestrales anís, turrón o chocolate, entre otros productos.

Mojácar (Almería): a pocos kilómetros de la costa de Almería, encontramos este pueblo blanco lleno de lugares de interés, como por ejemplo la Plaza del Parterre, la Iglesia de Santa María o la Puerta de la Ciudad.

Mojacar, Almeria | Tomasz Czajkowski / ISTOCK

Cazorla (Jaén): entre campos de olivos y con la sierra a sus espaldas, Cazorla es la opción perfecta para los que quieran disfrutar de la naturaleza y realizar visitas culturales al mismo tiempo. ¡Aprovecha para visitar el Castillo de la Yedra!

Aracena (Huelva): uno de los lugares más populares de este pueblo, situado en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, es la Gruta de las Maravillas, un auténtico paraíso de estalactitas y estalagmitas.

Aragón

Tarazona (Zaragoza): entre la gran oferta cultural de Tarazona, considerada una de las ciudades más monumentales de Aragón, destaca la catedral, construida en estilo gótico francés, pero con elementos mudéjares y renacentistas.

Tarazona, Zaragoza | J2R / ISTOCK

Jaca (Huesca): a 820 metros de altitud, además de ser un destino de referencia para los amantes del deporte de invierno, Jaca cuenta con un importante legado monumental. Buena prueba de ello es su ciudadela, una fortaleza del siglo XVI.

Albarracín (Teruel): este pequeño pueblo medieval de poco más de 1000 habitantes es, sin duda, uno de los más pintorescos de España. Situado en una colina de los Montes Universales y rodeado en casi su totalidad por el río Guadalaviar, cuenta con numerosos lugares de interés, como la Iglesia de Santa María o el Palacio Episcopal.

Asturias

Llanes: el casco histórico de esta villa marinera, declarado Conjunto Histórico-Artístico, es uno de los mejor conservados del Principado de Asturias. Uno de sus puntos fuertes son los palacios y casas blasonadas.

Llanes, Asturias | jon chica parada / ISTOCK

Canarias

Teror (Las Palmas): en este precioso pueblo de la isla de Gran Canaria se encuentra la Basílica a la Virgen del Pino, patrona de la diócesis de Canarias. Acércate también al centro histórico para ver los balcones característicos de la arquitectura canaria, sobre todo en la Plaza del Pino y la Calle Real.

Garachico (Santa Cruz de Tenerife): aunque la erupción del volcán Trevejo en 1706 fue un duro golpe para Garachico, este pueblo tinerfeño supo resurgir de sus cenizas, y hoy en día su rico patrimonio arquitectónico nos traslada a los siglos XVI y XVII.

Garachico, Tenerife | itchySan / ISTOCK

Cantabria

Comillas: conocida también como la “Villa de los Arzobispos”, Comillas cuenta con algunos de los monumentos modernistas más importantes de Cantabria. La joya de la corona es, sin duda, El Capricho, obra del gran Antonio Gaudí.

Castilla y León

Tordesillas (Valladolid): esta villa fue testigo de numerosos hechos históricos, como la firma del Tratado de Tordesillas en 1494. Su legado histórico y arquitectónico la convierten en uno de los lugares más populares de Castilla y León. Entre sus monumentos más destacados cabe mencionar las Casas del Tratado, el Real Monasterio de Santa Clara, la Iglesia de Santa María y la Plaza Mayor.

Astorga (León): la ciudad en la que confluyen dos de las principales rutas del Camino de Santiago, el Camino Francés y la Vía de la Plata, cuenta con un importante legado de la época romana. La catedral y el Palacio Episcopal son también dos puntos de gran interés cultural.

Astorga, Leon | Gannet77 / ISTOCK

Lerma (Burgos): la villa de Lerma, situada en un altozano de la comarca de Arlanza, cuenta con uno de los conjuntos arquitectónicos de estilo herreriano más destacados de España. La historia del pueblo está intrínsicamente ligada al Duque de Lerma, siendo uno de los lugares más visitados el Palacio Ducal.

Ciudad Rodrigo (Salamanca): Ciudad Rodrigo es sinónimo de patrimonio histórico, cultural y natural. En esta ciudad amurallada, cuyo casco histórico fue declarado Conjunto Histórico-Artístico, es posible visitar innumerables joyas arquitectónicas, como el Castillo de Enrique II de Trastámara o la Catedral de Santa María.

Puebla de Sanabria (Zamora): situado en las inmediaciones del parque natural del Lago de Sanabria, sus calles empedradas llevan al visitante a descubrir lugares tan mágicos como el Castillo de los Condes de Benavente o la iglesia de Santa María del Azogue.

Puebla de Sanabria, Zamora | curtoicurto / ISTOCK

Cervera de Pisuerga (Palencia): esta pequeña villa de la montaña Palentina tiene mucho que ofrecer. Un buen punto de partida para comenzar a descubrir Cervera es la plaza Mayor, cuyos soportales y columnas de piedra son un claro ejemplo de arquitectura castellana.

Arenas de San Pedro (Ávila): en plena Sierra de Gredos y a una altura de 510 metros, en Arenas de San Pedro no faltan lugares de interés turístico. Uno de los más visitados es el Castillo del Condestable Dávalos, declarado Monumento Histórico Artístico en 1931. En la actualidad, la Torre del Homenaje alberga un interesante museo.

Pedraza (Segovia): declarada Conjunto Histórico en 1951, esta villa medieval amurallada es un imán para los turistas, por su belleza y rico patrimonio. ¡No te pierdas la cárcel de la villa, el castillo de Ignacio de Zuluaga y el Pozo de las Hontanillas!

©Evan Frank - stock.adobe.com

Medinaceli (Soria): su monumento más emblemático, el Arco de Medinaceli, data del siglo I, y es una buena muestra del rico patrimonio de esta villa, en la que todavía pueden verse las huellas de las muchas civilizaciones que la habitaron.

Castilla-La Mancha

Consuegra (Toledo): no podemos hablar de Consuegra sin mencionar sus 12 molinos de viento, que forman, junto con el Castillo de la Muela, el escenario ideal para revivir las mejores hazañas del ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha.

Almagro (Ciudad Real): aquí se encuentra el único Corral de Comedias que se ha conservado tal y como era en el siglo XVII, y lo mejor de todo es que ¡todavía está en activo! Ya solo por eso, ¡vale la pena visitar Almagro!

Almagro, Ciudad Real | instamatics / ISTOCK

Alcalá del Júcar (Albacete): la ermita de San Lorenzo, el castillo y las pintorescas casas-cueva son solo alguno de los monumentos que te esperan en Alcalá del Júcar, localidad declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1982.

Sigüenza (Guadalajara): gracias a su amplia oferta cultural, natural y gastronómica, Sigüenza se sitúa entre los destinos más populares de Castilla-La Mancha. La ciudad, que debido a su situación estratégica ya estuvo poblada durante el Paleolítico y el Neolítico, cuenta con numerosos lugares de interés, como el castillo, la Casa del Doncel o la iglesia de San Vicente.

Belmonte (Cuenca): el castillo de Belmonte, de estilo gótico-mudéjar, domina el horizonte de esta preciosa localidad. Desde su construcción en 1456, la fortaleza tuvo un papel relevante en las diferentes etapas de la historia. En el siglo XIX, el castillo fue heredado por Eugenia de Montijo, futura emperatriz de Francia.

Cataluña

Cardona (Barcelona): además del pintoresco centro histórico, los viajeros que se acerquen a Cardona pueden visitar el inexpugnable castillo construido en el año 886 por Wilfredo el Velloso. La fortaleza fue la residencia de los señores de Cardona, apodados los Reyes sin Corona, durante la Edad Media.

Miravet (Tarragona): a orillas del río Ebro encontramos una de las villas con más encanto de Cataluña, Miravet. El castillo templario del siglo XII es uno de sus principales reclamos, y son muchos los curiosos que vienen hasta aquí para ver las murallas y las diferentes estancias de la fortaleza.

Cadaqués (Gerona): las pintorescas casas blancas esparcidas por las laberínticas calles del casco antiguo convierten a Cadaqués en uno de los pueblos costeros con más encanto de toda España. Además de sol y playa, el pueblo cuenta con edificios tan emblemáticos como la Casa de Don Octavio Serinyana, la Torre del Colom o la iglesia parroquial de Santa María.

spooh / ISTOCK

Solsona (Lérida): los amantes del barroco no pueden perderse Solsona, ya que la ciudad cuenta con un importante legado arquitectónico en este estilo. Entre sus monumentos más destacados se encuentran el Palacio Episcopal y el portal del Puente.

Comunidad de Madrid

Chinchón: su Plaza Mayor, repleta de balcones de madera y soportales que datan del siglo XV, es el corazón de Chinchón. Además del encanto de la arquitectura popular castellana de la plaza, este pueblo madrileño cuenta con otros lugares de interés, como la Torre del Reloj o la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

Comunidad Valenciana

Bocairent (Valencia): en este pueblo valenciano, la piedra es arte. Acércate a Les Covetes dels Moros y descúbrelo por ti mismo. Se cree que este conjunto de cuevas artificiales con más de 50 “ventanas”, situadas en el acantilado Barranc de la Fos, sirvieron hace siglos como graneros o almacenes.

Guadalest (Alicante): Guadalest es un pequeño pueblo con una larga historia, de cuya existencia se tiene constancia ya en la época musulmana. Declarada Bien de Interés Cultural, la villa cuenta con varios monumentos y lugares de interés, como el castillo de San José, el castillo de la Alcozaiba y la Casa Orduña.

Con la mirada perdida No hay mejor mirador en toda la Marina Baixa que el castillo de San José. La fortaleza corona un pueblito asentado sobre una mole rocosa, hogar de los numerosos museos artesanos que pueblan sus inmaculadas calles. Perderse por ellas es un regalo. | Elena Fedulova / ISTOCK

Peñíscola (Castellón): el castillo de Peñíscola, también conocido como Castillo del Papa Luna, es uno de los principales reclamos de este pueblo a orillas del Mediterráneo. ¿Sabías que el antiguo castillo templario llegó a ser la residencia del Papa Benedicto XIII?

Extremadura

Zafra (Badajoz): Zafra acoge desde 1966 la Feria Regional del Campo Extremeño y desde 1992 la Feria Internacional Ganadera. Pero la importancia de la actividad comercial en esta población se remonta a mucho antes. Acércate a la Plaza Chica, en la que desde 1380 se celebraban los mercados semanales, para ver de cerca la “vara de Zafra” en una de las columnas de los soportales. Esta vara era el sistema de medida utilizado por los comerciantes de la época. Otros lugares de visita obligada son el Alcázar de los Duques de Feria, el Convento-Museo de Santa Clara y la Candelaria.

Homeaway

Trujillo (Cáceres): la ciudad de Trujillo, estructurada en torno a la Plaza Mayor, forma para de la Ruta de los Conquistadores, un recorrido que repasa los lugares clave relacionados con el Descubrimiento de América, ya que es la ciudad natal de Francisco de Pizarro. Entre los numerosos monumentos, destaca el castillo, cuya construcción se remonta al siglo IX, durante la época de esplendor del Califato de Córdoba.

Galicia

Betanzos (A Coruña): conocida también como la Ciudad de los Caballeros, Betanzos llegó a ser capital de una de las provincias del antiguo Reino de Galicia. En la actualidad, su rico patrimonio cultural es un reflejo de su larga historia. Buena muestra de ello es su casco antiguo, declarado conjunto histórico-artístico en 1970.

Cambados (Pontevedra): la «Capital del Albariño» cuenta con numerosos lugares de interés, como el pazo de Fefiñáns, el pazo de Ulloa o la Torre de San Saturniño. Este bonito pueblo marinero es la opción perfecta para los que quieran disfrutar de una buena experiencia enogastronómica y cultural al mismo tiempo.

Shootdiem / ISTOCK

Ribadeo (Lugo): los palacios blasonados de su casco histórico y las casonas indianas del barrio de San Roque son un símbolo de la riqueza arquitectónica de este precioso pueblo de la Mariña Lucense. Además, la mundialmente famosa playa de las Catedrales, se encuentra muy cerca de la villa.

Allariz (Ourense): gracias a la estupenda rehabilitación de su casco histórico, esta villa situada en el corazón de la provincia, fue galardonada con el Premio Europeo de Urbanismo en 1994. ¡Acércate a descubrir sus numerosos templos románicos y el precioso Ponte de Vilanova.

Islas Baleares

Valldemossa: en la isla de Mallorca, entre la sierra de Tramuntana y el mar Mediterráneo, encontramos Valldemossa, un precioso pueblo rodeado de vegetación a poco más de 400 metros de altura sobre el nivel del mar. Si solo pudieras visitar un sitio, acércate a la Real Cartuja de Jesús de Natzareth, antiguo monasterio de los monjes cartujos, por el que pasaron, entre otros, Chopin, Unamuno o Jovellanos.

La Rioja

Haro: Haro, destino predilecto para los amantes del turismo enológico, cuenta además con un importante legado arquitectónico y cultural. Su afamado centro histórico («Herradura»), la iglesia de Santo Tomás, la basílica de Nuestra Señora de la Vega o los palacios señoriales, cuya construcción se remonta a los siglos XVI y XVIII, son una visita imprescindible.

Navarra

Olite: el castillo de la ciudad es el monumento medieval más importante de Navarra y una de las fortalezas más populares de toda España. Sede real durante la Edad Media, en 1925 fue declarado monumento nacional. Además del castillo, en Olite hay numerosos monumentos y lugares de interés, como por ejemplo la iglesia de San Pedro, la iglesia de Santa María la Real, las murallas romanas o la plaza de Carlos III.

Olite, Navarra | MarioGuti / ISTOCK

País Vasco

Bermeo (Vizcaya): este pueblo pesquero situado en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai es una parada imprescindible en el País Vasco. Aunque son muchos los que se acercan a esta villa para visitar San Juan de Gaztelugatxe, lo cierto es que Bermeo cuenta con muchos otros atractivos, como por ejemplo la Torre Ercilla, el Puerto Viejo, la iglesia de Santa Eufemia o el casco viejo.

Hondarribia (Guipúzcoa): en la desembocadura del río Bidasoa, Hondarribia recibe a sus visitantes con los coloridos balcones de sus casas típicas. La estructura actual del recinto amurallado data del Renacimiento, pero los esfuerzos para fortificar la ciudad ya habían comenzado en la Alta Edad Media. Tras sus muros se esconde un casco antiguo con calles adoquinadas donde los lugares de interés se suceden uno tras otro.

Sasha64f / ISTOCK

Laguardia (Álava): además de la excelente conservación del trazado medieval, con joyas como la iglesia de Santa María de los Reyes o San Juan Bautista, la capital de la Rioja Alavesa conquista corazones y paladares gracias a su excelente oferta enogastronómica.

Región de Murcia

Moratalla: el castillo-fortaleza y la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Moratalla dominan el horizonte de este bonito pueblo de montaña. Otro de sus grandes atractivos es el ritual de las tamboradas, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, todo un espectáculo que vale la pena ver al menos una vez en la vida.

amoklv / ISTOCK

¿A cual de ellos vas a viajar?