El Valle del Loira, la última morada de Da Vinci

La ciudad de Amboise, en el Valle del Loira, es famosa por su castillo Real. Lo que se desconoce es que allí vivió sus últimos años y murió Leonardo da Vinci. Un recorrido por Clos Lucé, su última morada, desvela los secretos mejor guardados del genio.

Ana Díez Plaza

El castillo, que preside majestuoso el río Loira, es objeto de especial atención en una ciudad de animadas calles. En él Leonardo de Vinci vivió los últimos años de su vida (1516 a 1519) y en él murió.

Da Vinci pasó su vida entre Florencia, Milán y Roma, ofreciendo sus servicios de ingeniero, arquitecto y artista a los soberanos de la época. En 1516 Francisco I le llamó y le instaló en el castillo de Clos Lucé. Allí, Leonardo realizó diversas misiones para el rey como escenógrafo de las fiestas de la Corte, arquitecto, ingeniero civil y militar, urbanista y consejero hasta su muerte en 1519 a los 67 años.

Hasta el 31 de octubre, el castillo de Clos Lucé presenta una exposición inédita realizada por Ars Latina: "Leonardo da Vinci, La Última Cena". Se trata de una fotografía gigante, a tamaño natural, con los detalles de cada uno de los 12 Apóstoles, de Cristo y de los cuadros de grandes pintores representando esta última cena. Todo ello acompañado de tableros explicativos con la cronología, textos sobre Leonardo da Vinci, comentarios sobre la Última Cena y presentaciones de los apóstoles.

La visita a Clos Lucé se realiza de la mano de Mathurine, criada de Leonardo, para descubrir los secretos de su dueño. Tras la visita al castillo es posible descubrir las maquetas de los inventos y visiones del inventor, un vídeo sobre el genial artista, y el Parque Leonardo Da Vinci, centro de interpretación de las visiones de Leonardo a tamaño natural.

Todas las actividades trasladan al visitante al universo del pintor y su obra.