El último desafío del hombre está en Groenlandia

La inmensa isla de hielo de más de dos millones de kilómetros cuadrados no es sólo la última frontera europea sino también un territorio magnético en el que la naturaleza en su versión más salvaje alcanza su máxima plenitud. Este es un viaje a los hielos perpetuos, al silencio más absoluto y a la admirable capacidad de supervivencia de sus pobladores.

Gonzalo Azumendi
 | 
Foto: Gonzalo Azumendi