El robot "Spencer" llega a Ámsterdam

El aeropuerto de Ámsterdam - Schiphol tendrá un nuevo habitante que guiará a los pasajeros perdidos: el robot Spencer.

KLM Real Compañía Holandesa de Aviación es la dueña de Spencer, un robot que ya está en fase de prueba en el aeropuerto de Ámsterdam - Schiphol tras dos años de construcción, programación y pruebas. El objetivo de Spencer es ayudar a los pasajeros con vuelos de conexión a encontrar el camino desde una puerta de embarque a la siguiente lo más rápido y eficazmente posible.

El proyecto de Spencer está aún en proceso de prueba para la que no se utilizan pasajeros reales, aunque está previsto que comience su uso real en marzo de 2016. Para entonces el robot deberá ser capaz de reconocer grupos, tener en cuenta el comportamiento de dichos grupos y reconocer emociones.

Con el apoyo de la Comisión Europea, este proyecto ha sido llevado a cabo por KLM en colaboración con SME Bluebotics, varias universidades (Freiburg, Múnich, Twente y Orebo), el "Hogeschool Aachen", el "Centre National de la Recherche Scientifique" (CNRS) y el Aeropuerto de Ámsterdam - Schiphol.

"La llegada de la robótica es, estratégicamente, un desarrollo importante, en el que nos hemos preparado y queremos experimentar. KLM considera que la robótica tendrá un impacto cada vez mayor en el transporte aéreo en los próximos años. (...) El principal objetivo de la robótica en KLM será ofrecer a nuestros empleados y a nuestros clientes más asistencia, utilizando tecnología innovadora" ha afirmado Michel Pozas, Vicepresidente de Innovación para el pasajero y atención al cliente de Air France KLM.