El Puente Colgante de Vizcaya ya es patrimonio de la humanidad

El Puente Colgante de Vizcaya ha sido declarado Monumento Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Puente Colgante de Vizcaya ha sido declarado Monumento Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. De esta manera se convierte en el primer bien cultural o natural que recibe el prestigioso sello en el País Vasco y el primero de naturaleza industrial declarado en España, que es el país que cuenta con mayor número de monumentos inscritos en la lista de Patrimonio de la Humanidad (38). El Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco ha decidido otorgar esta categoría a la conocida obra de ingeniería, que une las localidades de Portugalete y Getxo en la desembocadura del Nervión desde 1893, porque es el primer puente-transbordador del mundo y el único que se encuentra en activo. Diseñada por el ingeniero Alberto Palacios, un discípulo de Gustave Eiffel, esta construcción metálica, una de las más representativas de la arquitectura industrial de finales del siglo XIX, logró resolver el desafío de unir, mediante una barquilla suspendida que se desplaza de una orilla a otra, las dos vertientes del Nervión en Bilbao y permitir al mismo tiempo la navegación de barcos. La técnica fue después utilizada en muchos puentes similares que se realizaron a lo largo y ancho de Europa, África y América, aunque muy pocos de ellos existen todavía. Además del Puente Colgante, el Comité premió, entre las 37 candidaturas que tenía sobre la mesa, otros 17 lugares, entre ellos los Santuarios del Panda Gigante de Sichuán, en China, uno de los pocos lugares del mundo donde esta especie amenazada, de la que destino quedan sólo 1.500 ejemplares, vive todavía en estado salvaje, y el paisaje del Agave y antiguas instalaciones de Tequila en México, lugar donde se cultiva la planta y se produce la bebida que lleva el nombre de la región. También han sido nombrados Patrimonio de la Humanidad el santuario de fauna y flora de Malpelo en Colombia; la muralla o jugol de Harar en Etiopía; los círculos megalíticos de Senegambia, en Gambia y Senegal; el área de arte rupestre de Chongoni, en Malawi; Aapravsi Ghat, en Mauricio; los sitios de arte rupestre de Kondoa, en Tanzania; el centro histórico de Ratisbona y Stadtamhof (Alemania); la ciudad minera de Sewell (Chile); Yin Xu (China); Behistún (República Islámica del Irán); Génova: Las Strade Nuove y el sistema de los Palazzi dei Rolli (Italia); el sistema de irrigación de los aflaj (Omán); el centro del centenario de Wroclaw (Polonia); el paisaje minero de Cornualles y oeste de Devon (Reino Unido), y el Crac de los Caballeros y la Fortaleza de Saladino (Qal''at Salah El-Din). En total, 18 nuevos lugares con los que la prestigiosa lista del Patrimonio Mundial suma ahora un total de 830.
Además, el archipiélago de Kvarken, situado en el golfo de Botnia, frente a las costas de Finlandia, ha sido agregado como extensión de la Costa Alta de Suecia, que ya contaba con el prestigioso sello de la Unesco. El nuevo bien transfronterizo pasará a llamarse Costa Alta/Archipiélago de Kvarken.
Información: www.unesco.org/es