El primer rascacielos al norte de Central Park

Diseñado por el arquitecto mexicano Enrique Norten –el mismo que creará el futuro Museo Guggenheim de Guadalajara, en México–, la torre de cristal de 34 plantas y 135 metros de altura empezó a levantarse el pasado febrero para convertirse en "el primer proyecto que marcará el renacimiento de Harlem en el siglo XXI".

Un complejo de 70 viviendas, oficinas, comercios, spa y hotel de lujo en la 125 con Park Avenue, con 50.000 metros cuadrados. Un proyecto de 236 millones de dólares bautizado como Harlem Park, que llevará al barrio el primer hotel en los últimos 35 años desde que el Theresa cerró sus puertas en 1970. Conocido en su día como "el Waldorf Astoria de Harlem", aquel alojamiento situado en la 125 con Adam Clayton Powell Jr. Bvd. acogió a Muhammad Ali, Billie Holiday, Duke Ellington, Fidel Castro (en su visita a Naciones Unidas en 1960) o Malcolm X, que en 1964, un año antes de su asesinato, fundó en el hotel la Organization of Afro-American Unity. El nuevo Marriott Courtyard, con 222 habitaciones, abrirá a finales de 2006 y creará mil puestos de trabajo. Según sus promotores, el complejo será un icono en la reinvención de Harlem, una nueva atracción y "un puente entre el este y el oeste del barrio que atraerá a compañías y firmas conocidas". Una de ellas, Brand Jordan, división de Nike, está en negociaciones para abrir su primera tienda en el rascacielos.