El Parador de Oropesa se convierte en museo

Ocho meses después de convertir el monasterio de Santo Estevo (Orense) en el primer Parador Museo de la Red le ha tocado el turno al Palacio de los Álvarez de Toledo en Oropesa (Toledo). La museización del Parador de Oropesa coincide con el 80 aniversario de su inauguración como establecimiento hotelero a manos del Conde de Cimera en representación del rey Alfonso XIII.

Este Palacio data del siglo XIV, es de origen árabe y fue construido por los señores de Oropesa. Desde el siglo XIX sus muros han acogido a importantes personalidades como el fotógrafo de la reina Isabel II, Charles Clifford, Richard Ford, Gerald Brenan, Graham Greene o Frank Sinatra pero también reyes como Carlos I o Alfonso XIII que se dirigió a sus súbditos desde uno de los balcones y que puede ser visitado.

Los huéspedes que se alojen en el Parador de Oropesa podrán descubrir los secretos del Palacio de los Álvarez de Toledo a través de 31 soportes informativos compuestos por textos explicativos (en español y en inglés), fotografías sobre detalles del edificio, planos e infografías, además de una guía de visita. Entre estos secretos destaca la "leyenda de la princesa" que cuenta que una joven cristiana permaneció secuestrada por los árabes en el castillo hasta que los caballeros templarios la liberaron pagando el peso de la princesa en oro.

En este establecimiento también destaca la celda de San Pedro de Alcántara, amigo y confesor de los condes de Oropesa que pidió alojarse en la habitación más modesta del palacio. Es aquí donde se fraguó la fundación de la orden carmelita junto a su alumna Santa Teresa de Jesús. Otras estancias históricas son el Peinador de la Duquesa, en la torre octogonal adosada a una de las esquinas del palacio, la antigua iglesia o la botica en que se preparaban las pócimas y ungüentos para sanar a los inquilinos del edificio.

El Parador de Oropesa, cuyo patio hizo de plaza de toros de la localidad, fue el primer Parador ubicado en un edificio histórico y el tercero de la Red después del de Gredos y el de Cádiz.

El próximo Parador en convertirse en museo será el de Cardona (Barcelona).