El norte del rio Liffey en Dublin

O''Connell, Henry y Talbot Street conforman uno de los principales núcleos comerciales de la ciudad. Y es que la capital irlandesa sabe recompensar a los que apuestan por un "shopping" original y diferente.

Un referente comercial de Dublín es O''Connell Street, al norte del río Liffey. Se trata de una calle muy animada donde los turistas y los "Real Dub" (así se llama a los habitantes de este lado del río) hacen sus compras en los grandes almacenes, mercadillos y pequeños comercios. Destaca Penneys (47, Mary Street), una tienda de ropa con precios reducidos donde se pueden descubrir verdaderas gangas. Piezas de lo más fashion a una calidad muy aceptable. Como curiosidad, la ropa es del grupo Primark y se fabrica en España. Otra cita ineludible en esta calle es Clery''s (O''Connell St.), un lugar perfecto para bucear entre la gran cantidad de ofertas en prendas de ropa y calzado, así como mobiliario y menaje para el hogar. Siguiendo la ruta llegamos a Easons Booksellers (40 O''Connell St.), una inmensa librería que es una referencia indiscutible para los dublineses. Además de contar con una amplia selección de títulos, el viajero encontrará revistas, música, mapas...

Muy cerca del río, perpendicular a O''Connell St.,discurre Henry St., otra de las vías comerciales peatonales por excelencia. A lo largo de esta avenida se concentran infinidad de centros comerciales en los que es posible encontrar reducciones en ropa de marca de hasta un 40 por ciento en períodos señalados. Es el caso de Rochers Stores (54, Henry Street). Prosiguiendo el itinerario llegamos a uno de los centros comerciales más atractivos y modernos de la ciudad: Arnotts (12, Henry St.), especializado en ropa para hombre y mujer y en prendas deportivas.

Una opción nada desdeñable para gozar de la gastronomía dublinesa es acercarse a uno de sus mercadillos más antiguos: Moore Street . El viajero podrá deambular a sus anchas entre puestecillos de frutas y vegetales a precios económicos. Después de cruzar O''Connell St., la ruta comercial nos conduce hasta Talbot Street, salpicada de tiendas de decoración y hogar a precios económicos. Mención especial merecen las tiendas de Michael Guineys (79, Talbot St.), donde se ofrecen artículos de menaje y ropa de hogar muy baratos.

Y para los adictos a los mercadillos y las compras originales proponemos una visita al mercadillo de George''s Street Arcade (George''s St. Arcade, South Great George''s St.), ubicado en pleno centro, al otro lado del Liffey. Ropa, artesanía, antigüedades, libros y alguna rareza que otra están al alcance de clientes alternativos. Imprescindible es la tienda Maharani, donde es posible hallar desde vestidos de noche hasta ropa vintage importados desde India, pasando por tradicionales saris. Los que busquen un look más rompedor tienen que acercarse a Love Hate, donde se vende ropa original y trendy.

Visita a la famosa cárcel de Kilmainham Gaol
Además de las compras, Dublín cuenta con una vida cultural muy atractiva. La cárcel de Kilmainham Gaol es una visita ineludible para los apasionados de la conflictiva historia irlandesa. Inaugurada en 1796 con el nombre de New Gaol y convertida hoy en museo, en sus muros estuvieron presos muchos líderes de las revueltas de independencia. La visita es guiada y en inglés. Precios: 6 € (adultos) y 2 € (reducida). www.turismodeirlanda.com

Cómo ir
Desde Madrid y Barcelona, Iberia y Aer Lingus vuelan diariamente a Dublín. Ryanair y Thomson Fights conectan Dublín con muchas ciudades españolas.