El norte de Noruega bajo el Sol de Medianoche

El verano es uno de los mejores momentos del año para visitar el norte de Noruega, una región del mundo donde la magia tiene forma de sol y donde la actividad nunca para.

Foto: Lunde Ingvaldsen / www.nordnorge.com

Noruega es un país que inspira. Inspira a viajar, a sentir, a disfrutar, en definitiva, a vivir. Contemplar el Sol de Medianoche en las regiones del norte es una excusa más para recrearse en uno de los territorios más salvajes y naturales del mundo. Para todos, os proponemos 5 planes a través de los que deleitarse con uno de los fenómenos naturales más impactantes del mudo, el Sol de Medianoche:

Vivir el Sol de Medianoche

Escarpadas montañas, coquetas villas, acantilados de vértigo, majestuosos fiordos... cualquier lugar más allá del paralelo 60 es perfecto para pararse a contemplar el Sol de Medianoche. Así, en el norte de Noruega nos encontramos con algunos de los mejores lugares para vivir el fenómeno natural que deja las noches en blanco.

Entre ellos, Nupen, cerca de Hastad, se considera el lugar más romántico de Noruega mientras que Longyearbyen en el archipiélago de las Svalbard el sol dura la friolera de 4 meses. Otros lugares son Cabo Norte, el Monte Rønvikfjellet en Bodø -justo al norte del Círculo Polar Ártico-; Eggum, en la cara norte de Lofoten; los teleféricos de Narvik y Tromsø, capital del Ártico; el Monte Komsafjellet, en Alta; las llanura de la meseta de Finnmarksvidda, el mirador del Salen, en Hammerfest; y Tungeneset en Senja.

Sin duda, no hay excusa para disfrutar de la contemplación del Sol de Medianoche en uno de estos mágicos lugares.

Foto: Kristin Folsland Olsen / www.nordnorge.com

Kayak bajo el Sol de Medianoche

La costa de Helgeland ofrece la posibilidad de ser recorrida en kayak bajo el Sol de Medianoche. Con el Svartisen, el segundo glaciar mayor de Noruega, de testigo, los kayakistas podrán remar entre las imponentes paredes del fiordo y los laberintos que forma el archipiélago. Durante la travesía estarán acompañados por el naranja y dorado del Sol de Medianoche y por el silencio de las nocturnas aguas tranquilas que ofrece el Círculo Polar Ártico.

Otros de los lugares donde disfrutar de este deporte en un baño dorado son las islas de Meløy. Sólo desde un kayak y bajo el Sol de Medianoche se puede disfrutar de una manera tan cercana de los algunos de los tesoros escondidos del Norte de Noruega en forma de bahía, islotes, escollos y montañas de más de 600 metros de altura. Además, los pueblos pequeros de la costa brillan de una manera especial durante las noches luminosas.


Foto:kjorgen / iStock

Safari de ballenas en Vesterålen

Avistar ballenas en verano con el Sol de Medianoche como único acompañante es una de las experiencias más maravillosas que se pueden vivir en el Norte de Noruega. El archipiélago de Vesterålen es perfecto para ver estos enormes cetáceos, así como para el avistamiento de aves y focas.

Un safari combinando las tres experiencias -avistamiento de ballenas, aves y focas- suele tener una duración de unas 5 ó 6 horas y se realiza acompañado por un guía de amplios conocimientos sobre la vida marina. Y es que ver marsopas, ballenas jorobadas, orcas y cachalotes saliendo a la superficie bañados por los colores dorados Sol de Medianoche no tiene precio.

Foto: Tomas Sereda / iStock

Carretera turística de la Isla de Senja

La segunda isla más grande de Noruega propone un viaje inolvidable a través de una de las carreteras más impresionantes del país: la 86/962. Esta Ruta Turística Nacional que ahora proponemos comienza en Gryllefjord y finaliza en Botnhamn y recorre la costa exterior de Senja. Durante el camino, 102 kilómetros de carretera estrecha y ventosa acompañarán al visitante a través de una isla a la que llaman la Noruega en miniatura por contener en su territorio toda la diversidad de paisajes del país: pequeñas y coloridas villas costeras, montañas, bosques, fiordos...

Y para ver todo eso el Sol de Medianoche es uno de los mejores momentos. Su luz ofrece a los conductores visiones únicas que nadie querrá dejar escapar. Y es que durante esta ruta, lo importante es el camino, no el destino.

Foto: lightasafeather / iStock

Safari de Cangrejo Real en Kirkenes

El del Cangrejo Real es probablemente uno de los safaris más insólitos que se puede hacer bajo el Sol de Medianoche y es que pescar inmensos cangrejos reales y degustarlos al calor de una hoguera no es algo que se pueda hacer todos los días.

El safari del Cangrejo Real comienza sobre una lancha rápida hacia la zona del mar del Norte donde previamente se han instalado trampas para cangrejos. Tras izarla y coger los cangrejos, la misma lancha lleva a los pasajeros a un campamento en el que, tras sacrificar a los cangrejos y cocerlos, se pueden degustar.

Este safari parte desde Kirkenes, cerca de la frontera con Rusia, y son varias las empresas que la ofrecen. Una de ellas es el hotel Kirkenes Snow Hotel, que proporciona todo el equipamiento necesario para pasar una jornada inolvidable.

// Outbrain