El mayor rascacielos del mundo aumenta el número de terremotos en Taiwán

El nuevo símbolo arquitectónico de Taiwán, el Taipei 101, el rascacielos más elevado del planeta con sus 508 metros -56 más que las Torres Petronas de Kuala Lumpur-, parece que se ha convertido en un peligro para los tres millones de habitantes de la ciudad. Según una investigación realizada por Lin Cheng-Horng, geólogo del Instituto de Ciencias de la Tierra de Taiwán, la actividad sísmica de la urbe se ha incrementado considerablemente durante la construcción de este gigante de hormigón y cristal de más de 700.000 toneladas. Los datos no dejan lugar a dudas: la actividad sísmica en la zona resultaba casi inapreciable antes de la construcción de la torre, con dos microterremotos de media al año de una magnitud inferior a dos grados en la escala de Richter, pero tras la finalización de las obras ya se han producido dos grandes terremotos con una magnitud de 3,8 y 3,2 respectivamente. La causa parece radicar en que el enorme peso del rascacielos ha aumentado la presión en el subsuelo de Taiwán, lo que ha podido reabrir una falla sísmica. Información: www.taiwantourism.org