El gran tiburón blanco

Mar Ramírez

Tiene un halo aterrador y no es para menos, pues se trata del mayor depredador marino que se conoce. Sin embargo, el tiburón volador, como también se le denomina porque es capaz de saltar fuera del agua propulsando su cuerpo de dos toneladas de peso hasta una altura de tres metros, también despierta un interés que lo convierte en un icono de la fauna salvaje, situándolo en un primerísimo plano para los aficionados del turismo natural. Desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica) es posible embarcarse para admirarlo cuando acude a comer focas en una isla de la bahía alrededor de la que se despliega la urbe.