El eterno paraíso de Filipinas

Este país insular del sureste asiático ofrece al turista más de 7000 islas, con sus respectivas playas, donde pasar unas vacaciones inolvidables.

Foto: Luca Tettoni/Corbis

En el océano Pacífico, al sur de Taiwán, es donde se encuentran las, exactamente, 7107 islas que forman la República de Filipinas. Estas islas están agrupadas en tres divisiones:Luzón, Bisayas y Mindanao, y la capital del país es Manila. Pero no sólo es capital, también es una de las ciudades más turísticas del país.

Manila, en la isla de Luzón, es para muchos el punto de partida para visitar el resto del país y comienzo de las vacaciones. Aquí, la ciudadela de Intramuros es un indispensable y es que es un claro ejemplo de ciudad europea de la Edad Media en Oriente. Hay que recordar que Filipinas fue colonia española hasta finales del siglo XIX cuando se cedió a Estados Unidos tras la Guerra de Cuba de 1898. De esta manera se Filipinas acabó con el dominio español que duró más de 300 años.

En realidad Intramuros es una ciudad amurallada en el interior de Manila de la que quedan pocos ejemplos de arquitectura colonial española de los siglos XVII, XVIII y XIX debido a los daños sufridos en la II Guerra Mundial. Pero en sus calles aún se respira en encanto colonial y muchos de sus edificios están siendo restaurados por el Gobierno manileño.

Otros lugares de Manila que el turista no se puede perder son elParque Rizal, uno de los más grandes del sudeste asiático con 58 hectáreas o el Palacio Malacanang, sede del Gobierno y residencia oficial del Jefe de Estado de Filipinas.

También en Luzón, al sur de Manila, el cráter del lago Taal es un lugar que no se puede dejar de visitar, así como los bancales de cultivo de arroz de Banaue, al norte de la isla. Estos bancales son Patrimonio de la Humanidad gracias a su edad, más de 2.000 años de antigüedad, y fueron construidos en la ladera de la montaña por los Ifugao, ancestros de los indígenas actuales.

Cambiando de isla, una de las más turísticas es Cebú,en la región de las Bisayas. Uno de los principales atractivos de la isla son lascataratas Kawasan, una caída de agua natural que cuenta con tres piscinas naturales donde pegarse un chapuzón. Esta isla también es un buen enclave para los amantes del buceo. Moalboal, al suroeste de la isla ofrece un fondo marino lleno de arrecifes y animales de todo tipo: vertebrados, invertebrados, crustáceos...

Mindanao, al sur de Cebú, es otra de las islas indispensables de Filipinas. Su paisaje está constituido por valles y montañas y de ella destaca el Monte Apo, el más alto del país con 2.953 metros sobre el nivel del mar que es en realidad un volcán cuyo cráter contiene un pequeño estanque de agua.

La ciudad más importante de Mindanao es Davao, también conocida como la ciudad de la fruta y las flores por la producción de estos elementos y punto de partido idóneo para viajar hasta Samal, una isla virgen con increíbles playas.

// Outbrain