El cine de aventuras vuelve a Hawai, escenario para "Piratas del Caribe 4"

Los valles de "Parque Jurásico", la isla desierta de "Seis días y siete noches", los acantilados de "Avatar", la playa de "Lost" y las selvas de "Indiana Jones" están en Hawai, donde este verano llega "Jack Sparrow" para rodar "Piratas del Caribe 4".

Roberto Solo

?Las naves del temido pirata Barbanegra recalarán este verano en aguas del Pacífico, en Hawai. Se trata del rodaje de Piratas del Caribe 4. La paradisíaca isla de Oahu será uno de los escenarios naturales donde la cámara 3D de Rob Marshall filmará el romance de Johnny Depp y Penélope Cruz en busca de la fuente de la eterna juventud. Otra superproducción más de las aventuras que desde 1920 han modelado la personalidad de este archipiélago como meca del cine fantástico, de documentales y series de televisión.

Entre las películas para la pequeña pantalla con calidad cinematográfica, Lost ("Perdidos") es la responsable de que la belleza de las costas de Oahu haya conquistado el mundo. Con varios cientos de kilómetros de playas para escoger, fue en la norteña Mokule''ia Beach donde se rodaron las escenas del accidente que sufre el avión Oceanic Flight 815 en la primera temporada de esta serie de culto. Hoy, prácticamente todos los rincones de la isla han sido plató de las andanzas del misterioso grupo de perdidos. Cuatrocientas personas del equipo de rodaje han trabajado desperdigadas a lo largo y ancho de este paisaje, aunque los selváticos territorios del rancho Kualoa, tan inmensos como el tamaño de una provincia, han constituido en sí mismos una de las principales localizaciones. Este paraíso ya lo descubrió Steven Spielberg y lo escogió para hogar de los dinosaurios de Jurassic Park. Diversas excursiones turísticas permiten conocer a fondo este circuito temático durante un día entero de expedición. Después, en el sureste de la isla, en la bahía de Hanauma, a los amantes del buceo les espera una reserva natural con bellos arrecifes y exótica fauna marina.

A pesar de que sólo cuatro de cada diez escenas de Avatar son reales, James Cameron montó su cámara ante los acantilados de Hamakua Coast, una zona del norte de Hawai que reúne todas las condiciones para pasar unas idílicas vacaciones. Allí, la cascada Kaluahine Waterfall sirvió de fondo original para uno de los paseos del humano Jake y su pareja femenina na''vi. Las carreras por el bosque tropical de Pandora se grabaron en Kauai, la isla más antigua del archipiélago hawaiano y una de las áreas más húmedas del planeta. También fue el set preferido por los productores de Hollywood para filmar la isla desierta de Seis días y siete noches y la selva por la que huía Indiana Jones al comienzo de En busca del arca perdida.

Y es que la reciente historia de Hawai está tan ligada al cine que en el archipiélago se celebran tres festivales anuales: el Internacional de Hawai, el Honolulu Rainbow y el prestigioso certamen de la isla de Maui, un evento del que se puede disfrutar sentado al aire libre y junto a las gigantescas olas que tanto atraen a los surfistas.

Cataratas con arco iris de Sol y de Luna

Hay muchas y bonitas cataratas en el archipiélago de Hawai. Uno de los planes más recomendados es sentarse frente a alguna de ellas y esperar a que los rayos del sol dibujen un arco iris por entre la neblina que forma el agua al romper. A veces incluso se produce un arco iris lunar. Para que se produzca este último se necesita un cielo despejado, una brillante luna en una posición baja y una gran humedad ambiental. Una de las cataratas de la isla principal del archipiélago toma el nombre de Rainbow Falls por la frecuencia con que allí se produce el fenómeno. Otras muy recomendadas para verlo son las Akaka Falls y las Kahuna Falls, también en Big Island.

Direcciones de interés

www.visit.hawaii.org
http://www.kualoa.com/