El centenario hotel Pera Palace abre sus puertas al siglo XXI

El mítico hotel de Estambul en el que Agatha Christie escribió la novela "Asesinato en el Orient Express" vuelve a la actividad tras una remodelación que ha durado dos años y en la que se han invertido 20 millones de euros.

Pablo Fernández

Durante los años 30, Agatha Christie acompañó a su marido, el arqueólogo Max Mallowan, a diversos países de Oriente Próximo, lo que le sirvió de ambientación para varias de sus novelas. En 1934, la autora de Diez negritos y Muerte en el Nilo pasó una temporada en el Hotel Pera Palace de Estambul y fue en la habitación 411 de este céntrico hotel donde Christie redactó Asesinato en el Orient Express, intriga que transcurre en el mítico tren que viaja de París a la capital turca. Residencia temporal de visitantes tan ilustres como el padre de la república turca, Mustafa Kemal Atatürk; el zar Nicolás II, gente del show business como Rita Hayworth o Greta Garbo e incluso espías de la talla de Mata Hari, este hotel se ha convertido en un destino ineludible para los visitantes de Estambul. Tras dos años de intensa remodelación, el Pera Palace volverá a abrir sus puertas a finales de abril.

Construido en el año 1892 por el arquitecto francés asentado en Turquía Alexander Vallaury, el estilo original del Pera Palace aunaba elementos de Art Decó, Art Nouveau y toques orientales. La intención de los propietarios fue dotar de un alojamiento elegante y moderno a los distinguidos viajeros que llegaban en el Orient Express. De hecho, los clientes se beneficiaban de ventajas poco frecuentes para los oriundos de Estambul: salvo los palacios otomanos, este hotel fue el primer edificio de la ciudad con electricidad y agua caliente.

Después de dos años cerrado al público, el Pera Palace reabre a finales de abril tras una amplia remodelación que ha costado 20 millones de euros. El hotel cuenta con 115 habitaciones, de las cuales 17 son suites que llevan por nombre a alguno de los ilustres visitantes que se han alojado en este hotel a lo largo de su historia. Entre las nuevas instalaciones destacan diversas salas de reunión y un spa de 300 metros cuadrados que cuenta con un hamman tradicional, sauna, jacuzzi y salas de tratamiento. Además, los amantes del bienestar podrán disfrutar de una piscina de invierno y un completo gimnasio.

El Pera Palace está situado en el céntrico distrito de Beyoglu, a escasos metros de la moderna Avenida de Istiklal, centro de ocio y compras de la ciudad. Esta ubicación privilegiada y sus elegantes y cosmopolitas salones han convertido a este hotel en un habitual lugar de encuentro. Aprovechando este hecho, el remozado hotel ofrece una variada oferta de restauración. Entre todas ellas, destaca el restaurante Agatha, que mezcla las tradiciones culinarias de Francia y Turquía, dos países muy vinculados a la historia del Palace y el Orient Express.