Edificios "ridículos" de Viena que hoy son iconos de modernidad

Fue ridiculizado por otros arquitectos en los años 80 por sus extravagantes construcciones, pero sin duda, Friedensreich Hundertwasser contribuyó con ellos a darle un aire moderno y revolucionario a la capital austriaca

María Escribano
 | 
Foto: Vladislav Zolotov / ISTOCK

Friedensreich Hundertwasser diseñó sellos, banderas, ropa, pintó cuadros, fue activista medioambiental... pero si hay un lugar en el que dejó su huella más artística y rocambolesca fue en los edificios que diseñó en la segunda mitad del siglo XX en varias ciudades austríacas. Odiaba la línea recta más que Gaudí y admiraba más los colores que Kandinsky, algo que quedó reflejado claramente en su obra, que no solo está en Austria, sino que podemos encontrar en Israel, Alemania, Países Bajos y hasta Nueva Zelanda y Japón.

Planta incineradora Spittelau. | graphia76 / ISTOCK

Y casi la encontramos también en España, ya que Hundertwasser ideó un complejo de viviendas para la playa de Mogán, en Las Palmas de Gran Canaria, llamadas El Nido, que finalmente no se realizaron.

En este artículo nos centraremos en la obra de Hundertwasser en Austria, su país natal. En ella destaca el complejo de edificios que construyó para el balneario Rogner Bad Blumau, en Bad Blumau, y que organizó como una ciudad con varios distritos.

Kunsthaus o Casa del Arte.  | Rogner Bad Blumau © Hundertwasser Architekturprojekt

En el centro, hay un spa interior en forma de anillo y los alojamientos, las piscinas y los restaurantes se ramifican desde ese centro hacia el exterior. Uno de los edificios más singulares del complejo es la Casa de Ladrillos, situada en una pequeña colina. Hundertwasser la diseñó y Robert Rogner la construyó utilizando solo ladrillos de antiguas granjas de Bad Blumau. También destaca la Casa del Arte, que sigue el modelo de la Kunt Haus Wien. En 2017 el complejo celebró su 20 cumpleaños.

Spa.  | Rogner Bad Blumau © Hundertwasser Architekturproject

Entre sus proyectos más importantes en Austria está la sala de Oncología del Hospital Universitario de Graz, que creó con una clara intención: hacer la estancia lo más agradable a los pacientes oncológicos y a sus familiares. El artista creó un jardín de invierno, un jardín de meditación y hasta una vajilla y ropa de cama con sus tradicionales colores para dar alegría en tan duros momentos.

En la localidad de Muntlix, el artista diseñó la fábrica textil Rueff en 1988, pero no se quedó ahí. Los letreros de las calles y los paneles con los números de las casas de esta localidad austriaca también son obra suya. 

Hundertwasser no ponía líneas rojas al tipo de construcciones en las que colaboraba y la demostración es que hasta diseñó una estación de servicio en una autopista que pasa por la localidad de Bad Fischau-Brunn. Lo hizo entre 1989 y 1990 rediseñando una antigua estación de servicio de los años 70.

A continuación, seguimos el repaso por el resto de su obra en Austria.